El Norte de Castilla

Luiza Carvalho explica el acuerdo junto a Mari Ángeles Serrano.
Luiza Carvalho explica el acuerdo junto a Mari Ángeles Serrano. / Usal

La Usal crea la primera cátedra del mundo de ONU Mujeres sobre la igualdad de género

  • Las investigaciones impulsarán la democracia paritaria en América Latina y se acompañarán con una reunión en 2017 en Salamanca

El Estudio salmantino se convirtió ayer en la primera universidad del mundo que cuenta con una cátedra de estudios de ONU Mujeres especializada en la compleja realidad iberoamericana bajo el prisma de la igualdad de género. Este hito académico fue posible gracias al convenio de colaboración que la vicerrectora de Internacionalización de la Usal, María Ángeles Serrano, rubricó con la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres, conocida como ONU Mujeres.

Serrano estampó su firma en el documento junto con la directora regional de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe, Luiza Carvalho. Ambas estuvieron acompañadas en el acto por Line Bareiro, integrante del grupo asesor regional de Sociedad Civil de ONU Mujeres, e Irune Aguirrezabal, asesora de Participación Política y Liderazgo para América Latina y Caribe de ONU Mujeres.

El acuerdo sirve de marco para la realización de futuras actividades en el ámbito de la democracia paritaria en Iberoamérica, a través de la Universidad y su Instituto de Iberoamérica, que ya cuenta con una línea de investigación propia y un observatorio en colaboración con la Asociación de Municipalistas y Género (AMUGER). Entre estas actividades sobresale la creación de esta cátedra, pionera en el contexto internacional. También se ha perfilado ya la celebración en mayo de 2017 en Salamanca de una reunión internacional de ONU Mujeres, que congregará a especialistas y representantes de países de renta media.

Luiza Carvalho destacó que todas estas acciones académicas van encaminadas a avanzar en el desarrollo y el diseño de políticas paritarias en los países iberoamericanos «pese a las dificultades que todo ello implica». María Ángeles Serrano, resaltó la proyección y las «grandes posibilidades de actuación» que generará este acuerdo para el empoderamiento de las mujeres.

Carvalho aprovechó la firma del acuerdo para trazar una radiografía sobre las conquistas cosechadas en América Latina y el Caribe en relación a la necesaria igualdad de género. En este sentido apuntó que los países que ofrecen los índices mejores son Uruguay y Costa Rica, aunque también se detectan buenas perspectivas en Bolivia, México, Argentina, Chile, Cuba y Nicaragua. En el caso específico de Bolivia, se ha logrado que el 51% de los parlamentarios de la Asamblea Nacional boliviana sean mujeres. Sin embargo, estos gratificantes porcentajes no se vislumbran en otros ámbitos de las administraciones. En términos globales, el número de mujeres que ocupan alcaldías en las diferentes naciones de América Latina y el Caribe solo representan un minoritario 12,3% en estos momentos.

Otra línea de actuación que despliega ONU Mujeres es la lucha contra la violencia de género en Iberoamérica, centrada especialmente en la prevención en los niveles escolares de la cultura machista y las agresiones a las mujeres. En algunos países se han obtenido éxitos realmente sorprendentes en este apartado, como sucede en Costa Rica, donde la tasa de feminicidios ha disminuido de un preocupante y alarmante 83 por ciento a únicamente el 23 por ciento.