El Norte de Castilla

Trasladado al hospital para extraerle un audífono con el que copiaba en un examen de conducir

    Distintos aparatos utilizados para copiar en el examen.
    Distintos aparatos utilizados para copiar en el examen. / Word
    • Llevaba un teléfono móvil oculto bajo la ropa con el que hacía fotografías al examen y las mandaba a una persona en el exterior

    Un hombre de 41 años ha tenido que ser trasladado al Hospital de Salamanca para la extracción de un pequeño audífono, que se había colocado en el pabellón auditivo con el propósito de copiar las respuestas de un examen de conducir.

    Según ha informado la Comandancia de la Guardia Civil en Salamanca, el hombre atendido ---con iniciales T.A y de origen paquistaní- llevaba un teléfono móvil oculto bajo la ropa, con el que hacía fotografías al examen, las mandaba a una persona en el exterior y luego, a través del audífono, recibía las respuestas correctas para el permiso de conducir de la clase C, que habilita para la conducción de camiones.

    Su identificación la llevaron a cabo agentes del Grupo de Investigación y Análisis de Tráfico (GIAT), del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Salamanca, quienes se encontraban realizando una inspección periódica a los opositores presentados para la obtención de los diversos permisos de conducción, en el aula de la Jefatura Provincial de Tráfico de Salamanca.

    Al revisar la documentación, vieron cómo T.A. mostraba un comportamiento que infundía sospechas de que pudiera estar incurriendo en alguna irregularidad en la realización de los exámenes.

    Por este motivo, para no interferir ni alterar en el proceso de exámenes del resto de los opositores, los agentes esperaron a la finalización de las pruebas para identificar a esta persona en una sala anexa al aula.

    Una vez identificada, comprobaron que ocultaba unos sistemas electrónicos compuestos por un teléfono móvil, que tenía adherido a la camiseta en el pecho y que actuaba como emisor, controlado por una tarjeta de actuaba de transmisor y un mini audífono introducido en el oído que actuaba como receptor.

    'Modus operandi'

    El método utilizado era «prácticamente indetectable», según la Guardia Civil, de tal manera que el identificado tuvo que recibir asistencia médica en el Hospital Clínico Universitario de Salamanca para extraerle del pabellón auditivo el dispositivo acústico que utilizaba como receptor.

    Por los hechos expuestos, la Guardia Civil instruyó las oportunas diligencias e informes correspondientes y, a su vez, la Jefatura Provincial de Tráfico de Salamanca procedió a la anulación del examen del hombre identificado.