El Norte de Castilla

Imagen de escenas nocturnas grabadas el pasado mes de octubre.
Imagen de escenas nocturnas grabadas el pasado mes de octubre. / LAYA

El regreso del rodaje de la serie motivará restricciones desde hoy

  • Se procederá a retirar mobiliario urbano y farolas y el alumbrado artístico en los monumentos de las zonas afectadas no se encenderá

Salamanca vuelve a acoger a partir de hoy y a lo largo de la semana el rodaje de nuevas escenas para la serie americana ‘Still Star Crossed’, producida por Shonda Rhimes y basada en la historia de Romeo y Julieta. Por ello, el rodaje conllevará cortes de tráfico y ocupación de diversas zonas, caso de la Plaza de Anaya, la calle Compañía y el Patio Chico entre los días 8 y 14.

Aun así, desde el Consistorio también se advierte de que «estas previsiones podrán sufrir alguna modificación en caso de inclemencias meteorológicas que afecten tanto a la preparación de las localizaciones como al rodaje». También se tendrán que adecuar las calles para este rodaje, que implicará retirar mobiliario urbano y farolas, mientras que el alumbrado artístico en los monumentos de las zonas afectadas «no estará encendido, de forma puntual, por necesidades del rodaje», tal y como indican desde el Ayuntamiento.

Las zonas afectadas están en la zona histórica de la capital y serán la calle Compañía, junto a otras nueve plazas y calles adyacentes; el Patio Chico, en la trasera de las catedrales, además de otras cinco calles y plazas; y la Plaza de Anaya, con otras cuatro calles.

El pasado mes de abril se realizó el rodaje de un capítulo piloto de esta serie y que posteriormente tuvo el visto bueno por parte de la cadena de televisión ABC, tras contar con las localizaciones en Cáceres, Plasencia y Salamanca. En un principio se anunció desde el Ayuntamiento que el rodaje regresaría en el mes de agosto, pero terminó en Cáceres y Trujillo.

En la primera ocasión en la que se rdoaron escenas en Salamanca, los trabajos se prolongaron durante diez días y la recreación de la historia de Romeo y Julieta, de William Shakespeare, dejó en la capital salmantina en torno a tres millones de euros. Más de 300 salmantinos se sumaron al rodaje en su condición de figurantes, a los que se añadieron unas 200 personas más, entre auxiliares de producción, vigilantes de seguridad, personal de carga y descarga, así como transporte.

En materia de compensaciones económicas, cada figurante cobró 50 euros por día de rodaje. Por su parte, los encargados de realizar dobles de luz, sustituyendo a los actores durante la preparación de las escenas, percibieron 70 euros. Los músicos fueron reconocidos con 80 euros por jornada.

Independientemente de lo que se grabe en Salamanca, la intención de la productora es finalizar el rodaje a finales de año o principios de 2017.