El Norte de Castilla

El jefe del Servicio de Pediatría en funciones, Pedro Gómez de Quero, posa en el hospital.
El jefe del Servicio de Pediatría en funciones, Pedro Gómez de Quero, posa en el hospital. / J. HOLGUERA

«El diagnóstico precoz de niños autistas es fundamental en su desarrollo»

  • Pedro Gómez de Quero: Jefe de Servicio de Pediatría en funciones, A iniciativa de Ariadna y el Servicio de Pediatría, señalizarán las consultas para facilitar la atención a niños con autismo

El doctor Pedro Gómez de Quero, conocido por haber implantado la Unidad de Cuidados Intensivos Pediátricos en el hospital salmantino, pionera en la región, es e l actual jefe del servicio de Pediatría, desde el pasado 1 de octubre. Está en funciones pues su nombramiento es provisional, tras jubilarse Félix Lorente, quien estuvo al cargo del Servicio de Pediatría durante tres años, y a su vez fue catedrático de la Universidad de Salamanca. Gómez de Quero llegó hace trece años a Salamanca, procedente del Hospital 12 de Octubre. Una de las tareas que ocupan en este momento a este especialista es la activación y puesta en marcha del protocolo de atención a niños con autismo en el Servicio de Pediatría y en Urgencias Pediátricas.

– ¿Cómo llevan la implantación del protocolo para el tratamiento de niños con autismo?

– La Asociación de Padres y Terapeutas de Personas con Autismo y/o Trastornos Generalizados del Desarrollo, ha elaborado unos documentos con pictogramas. Se trata de un cuaderno para interactuar con el niño cuando venga a urgencias, ayudándonos con el mismo le explicamos lo que se le va a hacer.

– ¿Por qué esta guía?

– Una de las principales dificultades de los niños con autismo es la relación con gente desconocida, con lo cual a veces es muy difícil para el profesional saber qué les pasa.

– ¿Cuentan con otros apoyos?

– Hay unos carteles que están pegados en Urgencias, con las recomendaciones, para que todos los profesionales que estén de guardia sepan lo que tienen que hacer con un niño con Trastorno del Espectro Autista, TEA.

– ¿Están acostumbrados a tratar a niños con autismo?

– En las consultas sí estamos habituados, porque los pediatras vemos bastantes niños con autismo, entonces con el tiempo uno va a aprendiendo, pero los residentes tienen que aprender. Por eso se decidió hacer una formación para todo el personal que hace guardia (enfermeras, médicos, celadores), en dos jornadas. En las mismas se ha explicado el futuro protocolo.

–¿Cómo está de avanzado?

–Tenemos ya redactado el protocolo para Urgencias de adultos por Jesús A. Sánchez Serrano. Ahora lo único que tenemos que hacer es adaptarlo para poder contar con un protocolo para atención en Urgencias Pediátricas.

–¿Para cuándo lo tendrán?

– Queremos tenerlo antes de que finalice el año.

–¿También señalizarán las instalaciones?

– A través de Ariadna, que es la asociación que también ha impartido la formación, se ha pensado facilitar el acceso de los niños con TEA a las consultas, de manera que se van a poner unos cartelitos en metacrilato en la puerta de cada consultorio con pictogramas y con la foto del médico que le va a ver. Por ejemplo, para el caso de Neumología, podrían ir dibujados unos pulmones y debajo una foto del doctor.

– ¿Qué repercusión de la implantación de este protocolo esperan?

– Que todos hagamos lo mismo cuando llega un niño con autismo. Una de las cosas que vamos a hacer, es que no espere y si tiene que esperar lo haga en una sala tranquila.

–¿Conocen bien el autismo en Pediatría?

–Sí, sobre todo las tres neurólogas están muy sensibilizadas con el tema de autismo. Por ejemplo, Arancha Hernández, que es la que más tiempo lleva en el hospital lleva Infoautismo donde trabaja con Ignacio Pascual para el diagnóstico precoz de niños con autismo.

– ¿Es importante el diagnóstico?

–Sí, porque uno de los problemas del niño con TEA es que a veces se tarda en saber. Es bueno el diagnóstico precoz porque cuanto antes se sepa que el niño tiene autismo, antes se puede empezar a trabajar con él. Es muy importante para su desarrollo, tanto neurológico como conductual y más.

– ¿Está preparado el profesional?

– Está preparado e implicado. Además este servicio tiene a los neuropediatras que están muy acostumbrados a tratar a niños con autismo. Cuando los profesionales conocen todo esto, todo sale mucho mejor.

–¿Cómo van a actuar?

– Cuando un niño con autismo llegue a Urgencias lo primero que se va a hacer es que no espere. No es conveniente que esté en una sala de espera con un montón de personas y ruidos a su alrededor. En Urgencias hay un triaje en el que categorizamos por niveles, de manera que el nivel más importante es el primero que se atiende. A partir de ahora, en triaje el niño con autismo no va a tener que esperar pues va a ser catalogado como nivel 2, es decir que va a ser atendido inmediatamente o como mucho va a esperar poco tiempo. Además no va a estar en la misma sala de espera, se les va a pasar a otra más tranquila.