El Norte de Castilla

El cierre de 25 escuelas en los últimos tres años alerta de la sangría en el medio rural

Responsables de Educación en CSIF observan el mapa sobre la situación de los centros en la provincia.
Responsables de Educación en CSIF observan el mapa sobre la situación de los centros en la provincia. / J. Holguera
  • Los estudios a pie de aula de CSI-F anuncian que el próximo curso habrá tres centros menos

Este curso han cerrado diez aulas rurales en la provincia de Salamanca, y con una de ellas ha desaparecido también un Colegio Rural Agrupado, CRA, el denominado Campo de Peñaranda. El curso pasado echaron el cierre otras siete, y el anterior ocho más. Según datos desvelados por la Central Sindical Independiente y de Funcionarios CSI-F de Salamanca el próximo curso desaparecerá el colegio público en otras tres localidades, que son Retortillo, Villasrubias y Villar de Peralonso.

En la actualidad los Colegios Rurales Agrupados están formados por centros (denominados aulas) situados en localidades con un mínimo de cuatro alumnos en niveles que se imparten en un CRA, que son Educación Infantil y Educación Primaria.

Hay que ponerse en el lugar de las gentes del medio rural para darse cuenta que cuando en un pueblo cualquiera se sufre el cierre de un colegio comienza un periodo de luto. A muchos se les caen las lágrimas, otros lo sienten en lo más profundo de su corazón. De repente recuerdan su etapa de niñez, cuando acudían a la escuela, esos colegios que estuvieron repletos de niños. Hoy todo ha cambiado y el medio rural agoniza. Sirva recordar las palabras del presidente de la Unión Provincial de CSI-F en Salamanca, Federico Martín Mata, en otra entrevista para este diario, donde decía que el cierre de centros escolares es un termómetro de la despoblación.

Efectivamente, tal y como explica para esta líneas Piedad Alonso, vicepresidenta de la Unión Provincial de CSI-F y encargada de Educación en este sindicato, «el cierre de aulas en distintos CRA, se ha ido incrementando, primero en las localidades más alejadas de la capital, pero ahora también en localidades no tan lejanas».

Un ejemplo de aulas cercanas a Salamanca que han echado el cierre este mismo curso, es la de Valverdón, a menos de 20 kilómetros. También cerca de la ciudad del Tormes, están Gomecello, a 18 kilómetros por autovía;o Pitiegua, a 25 kilómetros. Este curso también ha muerto la escuela rural en localidades como Saucelle, Amatos, Villar de Gallimazo, Espeja, San Cristóbal, Santiago de la Puebla y Bogajo. En el curso pasado dejaron de funcionar las escuelas de Palaciosrubios, Mancera de Abajo, Villarmayor, Peñarandilla, El Sahugo, Encina de San Silvestre y Villaseco de los Reyes. El curso anterior, es decir, 2014/2015, cerraron las aulas de Masueco, Valderrodrigo, Villaflores, Tordillos, Narros de Matalayegua, Fresno Alhándiga, Alba de Yeltes y Aldehuela de Yeltes.

Hay localidades que consiguen que sus escuelas sigan abiertas gracias al empeño de sus alcaldes u otros vecinos comprometidos. Un ejemplo llamativo es el de la localidad de Montejo, donde el Ayuntamiento promovió la construcción de viviendas para facilitárselas a familias con niños que quisieran vivir en esa localidad, con el fin de no ver cerrada la escuela pública del pueblo.

Tampoco se ha cerrado el aula de Beleña, gracias a los hijos de los trabajadores de las residencias de personas mayores que hay en dicha localidad.

Desde CSI-F, interesados por la educación pública en el medio rural, hacen visitas cada año, al menos a cada uno de los centros escolares que hay en la provincia. «Acudimos con el objetivo de ver en directo la latencia de la problemática educativa en estas localidades y que el profesorado nos traslade tanto sus preocupaciones como sus necesidades», explica Piedad Alonso. En esas prospecciones recaban datos y se hacen eco de los posibles cierres. En alusión a esta situación, Sergio Vaquero, responsable de Educación en CSI-F Salamanca, considera que «entendemos la despoblación, y que es inevitable que se produzcan determinados cierres cuando el alumnado es demasiado bajo, pero si reclamamos que se tengan en cuenta las circunstancias especiales de estos centros, de manera que determinadas normativas de sustituciones, por ejemplo de profesorado a la hora de mandar a determinadas personas, al menos son demasiado rígidas». En estos momentos es cuando se resiente la calidad educativa en el medio rural, en esas desatenciones por parte de la Administración, «es cuando los padres se dan cuenta que a lo mejor sus hijos no están bien atendidos».

El modelo de Colegio Rural Agrupado comenzó en la provincia en los primeros años de la década de los 90. La posibilidad de constituir CRA aparece por primera vez en el Real Decreto 2731/1986 de 24 de diciembre. El objetivo era el dotar al medio rural de una escuela más eficiente.

Futuro

El futuro de la educación en el medio rural no es el problema. Según Sergio Vaquero, es la despoblación de los pueblos, por ello considera que «mientras no se tomen medidas que potencien el mundo rural, a nivel de todas las administraciones, no sólo la educativa, es complicado», anota.

De momento el próximo año, parece inevitable el cierre de tres aulas. Una de ellas es la de Retortillo, perteneciente al CRA La Senara de EL Cubo de don Sancho, donde este curso hay cuatro pupilos, y el próximo se van dos, sin previsibles incorporaciones nuevas. También cerrára el centro escolar situado en Villasrrubias, perteneciente al CRA El Robledal de Robleda, donde este año hay cinco alumnos y el próximo curso se tendrán que ir dos estudiantes. También desaparecerá la escuela en Villar de Peralonso, del CRA El Tomillar de Villar de Peralonso, donde este año hay cuatro alumnos, tres de los cuales son hermanos, y el próximo quedarían tan sólo dos.

En muchas localidades son más niños los que residen, que los que van al colegio de su pueblo, sobre todo cerca de núcleos de población mayores con otros centros educativos con ofertas significativas, sirva como ejemplo la zona de Peñaranda de Bracamonte, donde muchos padres llevan a sus hijos a la cabecera de comarca porque en el centro se imparte enseñanza bilingüe.