El Norte de Castilla

C’s presidirá de forma voluntaria el grupo de trabajo sobre la reforma de Los Bandos

Imagen actual de la plaza de los Bandos, histórico enclave de la ciudad, rodeado de grandes edificios.
Imagen actual de la plaza de los Bandos, histórico enclave de la ciudad, rodeado de grandes edificios. / MANUEL LAYA
  • El alcalde cede este puesto a los naranjas, que se encargarán de coordinar la puesta en común de ideas sobre la céntrica plaza

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, continúa con la línea dialogante exhibida en las últimas semanas y ha cedido al Grupo Municipal Ciudadanos la presidencia de la comisión que se encargará del proyecto de reforma de la plaza de los Bandos. Así lo anunció ayer el que será el presidente de este órgano, el portavoz de los naranjas en el Consistorio, Alejandro González Bueno, quien reclamó para sí este cargo ante el propio Mañueco. «Entendemos que si el equipo de Gobierno no ha sido capaz de encontrar un proyecto de consenso apoyado por una mayoría significativa, nos debe dejar intentarlo a nosotros», afirmó el concejal. Como se recordará, tras la presentación del proyecto de reforma por parte del Gobierno local, surgieron las críticas ante el diseño planteado y ante la ausencia de participación, tanto ciudadana como de otras fuerzas políticas, en la materia.

El Grupo Municipal Ciudadanos dio la puntilla al proyecto del equipo de Gobierno al declarar que no lo apoyaban y al solicitar que se convocara un concurso internacional de ideas para la reforma de la plaza. Finalmente, el alcalde la pasada semana anunció que retiraba el proyecto presentado y propuso la creación de un grupo interinstitucional de trabajo para estudiar la mejora de la plaza de Los Bandos y tratar de consensuar la remodelación. En ese grupo, además de con los cuatro partidos con representación en el Ayuntamiento, se pretende contar con Icomos España (Unesco), el Centro de Estudios Salmantinos, la asociación de Ciudadanos en Defensa del Patrimonio, la Junta de Castilla y León, el Ministerio de Cultura, el Colegio de Arquitectos y la comisión técnico-artística que cada 15 días se reúne en el Ayuntamiento.

En dos semanas

Según confirmó ayer Alejandro González Bueno ya se han enviado cartas a todas las instituciones para que designen un representante de cara a participar en esa comisión. Si todo marcha como está previsto, en un par de semanas se podría formalizar la primera convocatoria de este grupo de trabajo y empezar a trabajar sobre el futuro diseño de la plaza de los Bandos. «Mi intención en trabajar sobre el proyecto que presentó el equipo de Gobierno, ver qué se podría añadir y modificar», relató a este respecto el ya presidente de ese órgano, quien también confirmó que, por el momento, el concurso de ideas ha quedado descartado, ya que en la comisión habrá expertos de suficiente entidad como para poder elaborar un diseño acorde con la plaza y sus características físicas e históricas.

La intención de remodelar Los Bandos ha salido a colación en varias ocasiones durante los últimos meses en el Ayuntamiento. A la propuesta en este sentido del Grupo Ciudadanos, que fue al pleno en forma de moción, se le sumó el anuncio del equipo de Gobierno del proyecto que finalmente se ha descartado, ante las fuertes quejas que levantó en los más diversos sectores. La nueva imagen de la plaza, diáfana, con jardines triangulares y sin la frondosidad vegetal que ahora mismo es característica del lugar originó hasta una recogida de firmas en la web Change.org que ahora mismo reúne cerca de 1.500 rúbricas.

Finalmente, cabe añadir que otras fuentes municipales vieron en esta decisión del alcalde un modo de eludir responsabilidades y críticas futuras sobre lo que se haga en el histórico enclave de Los Bandos. Un nombre ya de por sí controvertido en los últimos años por aquel aparcamiento subterráneo que nunca se construyó y cuyas consecuencias llegan a hoy en día, ya que la consideración urbanística de la plaza ha tenido que volver a cambiarse en el PGOU para garantizar que nunca volverán las intenciones de horadar su subsuelo.