El Norte de Castilla

Manuel Belda, Juan Carlos Sánchez, Raúl Berzosa, Juan Tomás Muñoz y Gonzalo González, ayer en rueda de prensa.
Manuel Belda, Juan Carlos Sánchez, Raúl Berzosa, Juan Tomás Muñoz y Gonzalo González, ayer en rueda de prensa. / S.G.

7.300 personas han pasado por la muestra ‘Cervantes, lengua del alma’

  • La exposición se clausurará en Ciudad Rodrigo el 11 de diciembre

Los promotores de la exposición ‘Cervantes, lengua del alma’, el Seminario de San Cayetano con la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, la Fundación Ciudad Rodrigo y Feltrero División de Arte, han hecho una primera valoración de la muestra que fue inaugurada el pasado 18 de marzo con motivo del 400 aniversario de la muerte de Miguel de Cervantes. En primer lugar, cabe destacar que por la sala de exposiciones del seminario han pasado 7.300 personas y que la muestra se extenderá hasta el 11 de diciembre, eso sí, ajustando los horarios de lunes y sábado de 11:00 a 14:00 horas y de 16:00 a 19:00 horas; y los martes, miércoles, viernes y domingo en horario de mañana, de 11:00 a 14:00 horas.

Juan Carlos Sánchez, rector del seminario y uno de los comisarios de la exposición, aportó algunos datos más concretos y en primer lugar recordó que entre las razones que motivaron esta exposición se encuentran: la gran biblioteca del seminario, la colección de Manuel Belda, la «oportunidad que nos brindaba Feliciano de Silva, autor mirobrigense citado en el Quijote nada más abrir sus páginas» y algo que descubrirían después de la mano del obispo civitatense, Raúl Berzosa, y es el mecenazgo de don Bernardo de Sandoval y Rojas, obispo de Ciudad Rodrigo y posterior protector de Cervantes.

Manuel Belda, que ha prestado un número importante de ‘quijotes’ de su colección particular explicó que fue el alcalde, Juan Tomás Muñoz, el que estableció el primer contacto con él «y sin dudarlo dije que sí». Destacó que para su persona, la exposición ha supuesto una «satisfacción y un honor», entre otras cuestiones, por haberse desarrollado en Ciudad Rodrigo, por lo que aporta a la cultura y por revalorizar la figura de Cervantes, «si es que se puede».

En lo que se refiere al obispo de la diócesis, al igual que hicieron otros de los presentes, invitó a que acuda la gente ahora que se amplía el periodo de muestra, «no hemos venido ni el 10% de la población, que no se diga que ‘en casa del herrero, cuchillo de palo’», manifestó.

Para Berzosa, esta exposición es una «herencia» y destacó tres aspectos concretos: por un lado, dijo que servía como «identidad» si se tiene en cuenta que «fe y cultura pueden caminar unidos, tender puentes». Habló igualmente de «resistencia» para que «no empecemos siempre de cero, hay solidez, no todo es líquido y gaseoso». Por último, destacó que a través de la muestra se produce una «provocación» para que «sea inicio de proyectos nuevos».

En lo que respecta al alcalde de CiudadRodrigo, también apuntó que «tenemos tiempo» para acudir a ver esta propuesta y lamentó que fuera «algo habitual» que no se concurra a las exposiciones que se organizan. Asumió que «la cultura suele ser deficitaria», como parece que sucederá con ‘Cervantes, lengua del alma’, pero aseguró que el Ayuntamiento contribuirá «en la medida de lo posible» para sufragar los gastos de la misma.

Concluyó aportando algún dato turístico relativo al mes de octubre y parece que este mes «ha batido récords en todos los sentidos».