El Norte de Castilla

El alcalde durante la visita a los alumnos que ayer aprendían en Huerta Otea.
El alcalde durante la visita a los alumnos que ayer aprendían en Huerta Otea. / MANUEL LAYA

El Ayuntamiento crea una oficina ambiental para luchar contra el cambio climático

  • Servirá, entre otras cosas, para recoger las sugerencias y peticiones vecinales sobre las zonas verdes de la ciudad, de cara a su aumento

Salamanca contará con una Oficina Ambiental de Lucha contra el Cambio Climático que coordinará todas las iniciativas municipales en materia medioambiental y ofrecerá información actualizada y práctica, así como recogerá dudas y sugerencias de los vecinos. Así lo anunció ayer el alcalde, Alfonso Fernández Mañueco, durante una visita a los alumnos de Formación Profesional que están participando en una actividad en Huerta Otea.

El regidor puso como ejemplo de actuación vecinal los avisos sobre los alcorques vacíos que hay en la capital o sobre aquellos lugares en los que se pueden plantar árboles para aumentar los espacios verdes. En este sentido, y aprovechando que se encontraba en el barrio ribereño, Mañueco anunció que el parque de Don Juan Tenorio, cuyo mal estado ha generado quejas de los vecinos, está «en primera línea de salida» de las próximas actuaciones sobre zonas verdes que tienen planteadas en el Consistorio.

Asimismo, entre las actuaciones encomendadas a esta Oficina se incluye el impulso de iniciativas de movilidad sostenible y aumentar la biodiversidad de la ciudad con nuevas zonas verdes. Fernández Mañueco consideró además prioritario potenciar medidas de eficiencia energética, de movilidad sostenible y de recogida residuos, que «reducen la contaminación, ahorran energía, modernizan nuestros edificios y contribuyen a hacer una ciudad mejor».

El alcalde solicitó también la implicación de la ciudadanía para lo que tildó de «fundamental»: la formación y la difusión del conocimiento que realiza la fundación Salamanca Ciudad de Cultura y Saberes en el Aula de Energías Renovables, dirigidas a alumnos de tercero y cuarto de Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional, mediante talleres sobre energía solar y eólica.

Asimismo, se refirió a las medidas del Plan de Ahorro y Eficiencia Energética que han supuesto en los últimos años un ahorro en gasóleo en los centros municipales del 30% a lo que se suman otros 300.000 euros en energía eléctrica por la mejora del alumbrado.

Fernández Mañueco explicó también que a lo largo del curso van a pasar cerca de 500 alumnos de Formación Profesional por el aula de Educación Medioambiental de Huerta Otea. «El río Tormes y el medio ambiente en general son elementos vertebradores de nuestra acción en el Ayuntamiento», aseguró el alcalde, que recordó que ahora mismo se continúan los trámites internos para la puesta en marcha de las diferentes actuaciones que compondrán el programa Tormes +, una vez que se consiguió la financiación con fondos europeos.