El Norte de Castilla

El rector y el consejero estrechan sus manos tras la firma.
El rector y el consejero estrechan sus manos tras la firma. / WORD

Investigadores y docentes de la Usal se beneficiarán del supercomputador Caléndula

  • La instalación científica cuenta con 1.355 kilómetros de fibra óptica y estará a disposición de la Universidad tras el acuerdo firmado entre el rector y Suárez-Quiñones

Los investigadores y los docentes de la Universidad de Salamanca se beneficiarán del amplio abanico de prestaciones y servicios que oferta el centro público de supercomputación Caléndula de Castilla y León. Todo ello será posible gracias al protocolo marco de colaboración que suscribieron ayer el rector de la Usal, Daniel Hernández Ruipérez, y el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León y presidente del patronato de la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones. El convenio se encuadra dentro de las acciones de robustecimiento de la investigación, el desarrollo y la innovación (I+D+i), en el marco de la estrategia RIS3 de especialización inteligente en Castilla y León.

Tras estampar su rúbrica en el documento de cooperación, el consejero de Fomento y Medio Ambiente enfatizó que, en virtud del acuerdo, «el centro público de supercomputación de Castilla y León, con sus 1.355 kilómetros de fibra óptica oscura, queda al servicio y disposición de la Universidad de Salamanca, de sus investigadores, docentes y gestores, para favorecer el desarrollo de su progreso tecnológico y digital, y también de la innovación». El rector señaló que el supercomputador Caléndula, cuya sede física está en León, constituirá, a partir de ahora, un «elemento de ayuda técnica y científica importante para la comunidad universitaria» y subrayó la importancia del acuerdo, que «facilitará, desde el punto de vista jurídico, las futuras actuaciones conjuntas entre la institución salmantina y la Junta en materia de I+D+i». También permitirá impulsar el campus virtual de la Usal.

Al acto institucional de la firma asistieron María Victoria Seco, directora general de Telecomunicaciones de la Junta de Castilla y León; Antonio Ruiz-Falcó, director general de la Fundación Centro de Supercomputación de Castilla y León, y Juan Manuel Corchado, vicerrector de Investigación y Transferencia.