El Norte de Castilla

Edificio de El Corte Inglés en Salamanca.
Edificio de El Corte Inglés en Salamanca. / MANUEL LAYA

El alcalde mueve ficha hoy en el caso de El Corte Inglés

  • Reúne a los grupos municipales en una temprana junta de portavoces para presentar su solución a la problemática

El alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco, reúne hoy a los grupos municipales en la oposición, o al menos así estaba previsto, para presentar la solución del Gobierno local al problema urbanístico que afecta al sector donde se asienta El Corte Inglés. Como se recordará, el último capítulo de esta enrevesada historia comenzó en enero de este año cuando el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León confirmó y ratificó la sentencia del Tribunal de lo Contencioso-Administrativo número 2 de Salamanca que en mayo de 2015 declaró nula de pleno derecho la licencia urbanística que permitió levantar los grandes almacenes en los terrenos del antiguo cuartel Julián Sánchez ‘El Charro’.

El motivo de esa anulación radica en el convenio que se firmó a tres bandas en 2003 entre el Ayuntamiento de la ciudad, el Ministerio de Defensa y la empresa. Según la justicia el tratamiento que se dio a los terrenos del cuartel no fue el adecuado, ya que estos fueron cedidos en el año 1926 al Ministerio de la Guerra, para la construcción de la infraestructura militar, a través de una cuestación popular entre los vecinos de Salamanca. Esto es, se trata de un espacio que debía mantener, en todo caso y según las resoluciones judiciales, la finalidad de uso público, no de beneficio privado. De ahí la anulación de aquel convenio a tres bandas entre Consistorio, Ayuntamiento y empresa y las subsiguientes sentencias.

Así las cosas, el equipo de Gobierno solicitó una moratoria transitoria a la Consejería de Fomento de la Junta de Castilla y León, que fue concedida en abril. El ente regional daba dos años de plazo para que el Ayuntamiento de Salamanca resolviera este entuerto legal. En este sentido, la oposición municipal fijó en febrero su postura, de la que no se ha movido desde entonces. En base a un informe encargado al que fuera redactor del Plan General de Ordenación Urbana, Fernando Lombardía, reclaman para la ciudad compensaciones en terrenos por algo más de 21.000 metros cuadrados de extensión que, según dicho informe, es lo que se construyó de más en el controvertido sector de María Auxiliadora. Y, tanto PSOE, como Ciudadanos y Ganemos es lo que esperan que el alcalde plantee en la reunión de hoy. En concreto que se presenten terrenos que pudieran servir de compensación para la ciudad. Y aquí vuelve a surgir el nombre de Adoratrices como el más preciado objeto de deseo en estos términos, en especial por su céntrica ubicación.

No obstante, y hasta la fecha, el Gobierno local no se ha mostrado partidario de tomar esa vía de solución, la de las compensaciones, y recurre siempre a la importancia que tiene El Corte Inglés en la vida y economía de la ciudad para cerrar el paso a posibles reclamaciones exigidas también a la empresa.