El Norte de Castilla

Joaquín Pellicer, Domingo Benito y Carlos Fernández Chanca en la presentación de ayer.
Joaquín Pellicer, Domingo Benito y Carlos Fernández Chanca en la presentación de ayer. / S.G.

Ciudad Rodrigo ahorrará 26.000 euros al año con el cambio de luces

  • Si todo transcurre según los previsto, en el primer trimestre del año que viene debería estar ejecutada la obra que saldrá a concurso

Ahorro en el consumo, y por lo tanto en la factura, y respeto al medio ambiente son las dos grandes ventajas que aportará la nueva iluminación con la que va a contar Ciudad Rodrigo en el recinto amurallado.

Ayer pasó por la comisión de Obras y Urbanismo el Proyecto de Mejora de la eficiencia energética en el recinto amurallado que supondrá el cambio de 397 luminarias y que, si se cumplen los plazos de adjudicación, es una obra que debería estar ejecutada en el primer trimestre de 2017.

Las 397 luminarias son las que existen actualmente, por lo tanto, se van a cambiar el 100%. En términos de potencia, la actual es de 66.000 vatios que se traduce en un factura anual de unos 38.000 euros. Con el nuevo sistema, y atendiendo a precios medios y horas estimadas, el Ayuntamiento cambiará la potencia a 20.000 vatios y el gasto estimado será de unos 11.500 euros al año, es decir, se ahorrará unos 26.000 euros, una cifra nada despreciable y que supondrá amortizar la inversión en muy pocos años.

En cuanto a la potencia contratada la reducción será del 70% por lo que quizás en ese término exista igualmente un ahorro que el Consistorio estima en unos 2.000 euros.

La ejecución de la obra saldrá a concurso tras su aprobación en la Junta de Gobierno Local y posterior publicación en el boletín. La cantidad de partida son 150.000 euros.

En palabras de Domingo Benito, concejal de Obras y Urbanismo, es un proyecto «muy importante» y una «política de luces largas», es decir, «de mirar hacia el futuro, de profundizar más en la sostenibilidad».

También reconoció que la vida útil del actual alumbrado «está superada y no está a la altura», de hecho, la mayoría de las luminarias son de vapor de sodio pero también existen algunas de alogenuro metálico, al tiempo que explicó que es en el recinto amurallado donde hay lámparas que tienen más posibilidades de ser modificadas por otras de mayor rendimiento.

Para el portavoz de Ciudadanos, Joaquín Pellicer, «es una apuesta fuerte» y asumió la necesidad de ir dotando cada ejercicio a las instalaciones municipales de una mayor eficiencia energética.

En el caso del portavoz socialista, Carlos Fernández Chanca, se entiende igualmente como «un proyecto ambicioso que aportará seguridad y ahorro al municipio».

En lo que se refiere a la propia obra supondrá no solo cambiar las bombillas sino que además se incluirá la carcasa porque, si no, el proyecto resultaba más caro.

LED

La solución que se aplicará será la de bombillas LED y todas lucirán la carcasa denominada fernandina. Ahora mismo además, se pueden ver carcasas villas, románticas y micenas. La vida útil de este sistema es de 10 años por lo que «es una inversión que se va a amortizar por sí misma, es una apuesta por el futuro», dijo Domingo Benito.

Insistió en que «el sistema actual nos pide comenzar por el recinto histórico», lo cual no quiere decir que en un futuro se hagan mejoras similares en otras zonas de la ciudad. De igual modo se entiende que el mantenimiento en el recinto histórico será menor ya que se cambiará el 100% del mismo.

En la parte más relacionada con el medio ambiente, el edil de Obras y Urbanismo precisó que «habrá una mejora en la gestión y en la contaminación lumínica pues se van a reducir tanto las emisiones de CO2 como las emisiones lumínicas que molestan en términos ambientales y de viviendas». Al parecer, con este sistema se consigue que la iluminación esté mas focalizada hacia abajo y moleste menos.

En cuanto al color no se apreciarán cambios sustanciales y seguirá siendo en tonalidad amarillenta como hasta ahora.

En principio, estos cambios en las luminarias no afectarán en ningún caso a la iluminación artística de Ciudad Rodrigo.

Sobre el presupuesto, el Ayuntamiento y sus técnicos estudiarán qué parte se carga al ejercicio de 2016 y cuál a la de 2017 pero en cualquier caso, de un modo u otro, el cambio en la iluminación del recinto histórico mirobrigense será un hecho en un breve periodo de tiempo.