El Norte de Castilla

«Este país no necesita aprender cosas, sí refrescarlas»

    Ajram accede a la sala acompañado por José Alberto Gurrionero.
    Ajram accede a la sala acompañado por José Alberto Gurrionero. / Manuel Laya
    • Gestor en Bolsa de éxito, compartió el secreto de la felicidad con los asistentes a su conferencia en el salón de EspañaDuero

    ‘La vida tiene fecha de caducidad’. No haría falta más conferencia si nos ciñiéramos al lema que luce tatuado en su cuello, a la altueda de la nuez: ‘Carpe Diem’, pero Josef Ajram fue un poco más lejos para dejar boquiabiertos y convencer al abarrotado salón de EspañaDuero. Escondido tras el negro -chupa, pantalón, botas y sombrero, todos ellos color negro-, este gestor de bolsa, escritor y deportista de las especialidades más extremas, además de conferenciante de éxito, compartió ayer con Salamanca el secreto, su secreto de la felicidad.

    Ajram sedujo a un salón lleno hasta la bandera con un desparpajo poco común, y a través de una técnica, dijo, en la que se trata de trasladar lo aprendido en participaciones en pruebas extremas como Ironman o Ultramar a la gestión de grupos en el día a día. «Esta sociedad estaba muy mal, con más de cinco millones de desempleados durante la crisis en España, y la gente dudaba de su talento y necesitaba, no aprender cosas, pero sí refrescarlas o darle otra orientación», señaló Ajram, autodeclarado autónomo. De padre sirio y madre española -se confesó admirador de su padre «porque dejó su país en los años 60 en busca de una vida mejor y para ser lo que siempre quiso, médico»–, Ajram se presentó como un mal estudiante y aseguró que el principal problema de los trabajadores por cuenta ajenas es no saber delegar. «El equipo es mucho más que la suma de las individualidades. Muchos, cuando ven crecer su negocio y las cosas les empiezan a ir bien, les cuesta confiar en la gente que trabaja con ellos, les cuesta formar un equipo. Muchos se sienten imprescindibles y eso es nefasto», apuntó, comentando que él se hizo autónomo cuando descubrió «que estaba trabajando 16 horas al día, durmiendo seis y viviendo dos. Me hice autónomo para gestionar mi tiempo, cuando descubrí la fórmula de la felicidad: 8-8-8».

    Sobre su éxito como gestor de Bolsa, donde acumula ya unza experiencia de disciséis años, Ajram explicó que «te enseña a saber perder, porque nadie va a ganar dinero si no sabe perder. Hay que aprender de la eficiencia y entender que cada sector tiene unas ventanas de eficiencia que te permiten incrementar la productividad».

    Sobre este aspecto insistió en que «hay que aprender cuándo hay que ser eficiente, cuándo hay que dar el cien por cien, y cuándo no es necesario. Y hay que aprender dónde están los eficientes para utilizarlos en tu provecho». Esta recomendación, añadió, «sirve tanto para los que salen a ligar, que deben evitar los lugares y momentos en que están rodeados de guapos (eficientes) y no tienen nada que hacer» y también para la inversión en Bolsa: «Mi equipo y yo lo damos todo por la mañana temprano, cuando los «guapos» de Estados Unidos, donde se mueve cien veces más dinero que en la Bolsa española, todavía están dormidos», apuntó.

    Por su parte, el director territorial de EspañaDuero en Salamanca, Alberto Gurrionero, señaló que si la conferencia está dirigida la presencia de Ajram sigue «la línea de EspañaDuero de apostar por los emprendedores como motor de desarrollo y generación de empleo en Salamanca».