El Norte de Castilla

Aspecto exterior del Monasterio de la Caridad.
Aspecto exterior del Monasterio de la Caridad. / S.G.

Patrimonio da el sí definitivo al proyecto hotelero de la Caridad de Ciudad Rodrigo

  • Ahora es el Ayuntamiento el que debe conceder las licencias urbanística y ambiental y será algo «inminente»

La Comisión de Patrimonio de Salamanca aprobó en la reunión celebrada ayer el proyecto definitivo por el que el Monasterio de la Caridad de Ciudad Rodrigo se convertirá en un establecimiento de uso hotelero tal y como habían solicitado los promotores, la empresa Hotel Abadía número 100 SL.

Desde el pasado mes de septiembre, el proyecto estaba bastante perfilado y desde la comisión se les había ido pidiendo algunas modificaciones, de hecho, las sensaciones de la última reunión habían sido muy positivas y desde la Junta de Castilla y León en Salamanca se había confirmado que el proyecto iba muy bien encaminado.

De este modo, una vez que Patrimonio remita la documentación al Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo, éste tendrá que conceder tanto la licencia urbanística como ambiental y según fuentes municipales es algo que será «inmediato».

Si todo transcurriera con normalidad y si así lo desean los promotores, es probable que esas obras pudieran arrancar a mediados del mes de noviembre.

Desde el Consistorio mirobrigense ya se había concedido la licencia para la obra que estaba autorizada y la empresa había abonado alrededor de 50.000 euros con cargo a este concepto pero es verdad que ahora será la licencia definitiva para acometer todo el proyecto previsto para la Caridad.

Según se explicó desde la empresa en su momento, este monasterio premostratense se adaptará a uso hostelero y será un hotel histórico con 35 habitaciones de lujo con spa, tanto para los residentes como para los que no lo sean, ya que se le ha dotado de entrada independiente a través de la puerta situada al sur del complejo para mantener la privacidad del hotel.

La intervención, que podría durar un año o año y medio, se desarrollará por fases y la primera consistirá en adaptar el edificio al uso hostelero con la restauración de las edificaciones que están en mejor estado.

En la segunda fase se incluiría la restauración de la iglesia y en la tercera se contempla reconstruir algunas partes del monasterio que están actualmente derruidas.

Además de esas 35 habitaciones, se habilitarán comedores y cocinas, las cuales estarán preparadas para acoger cursos de alta cocina y degustaciones privadas.

La superficie consolidada supera los 4.000 metros cuadrados divididos en tres plantas y sótano, pero a eso se deben sumar los jardines o huertas que conforman la propiedad y que alcanzan unas 150 hectáreas de superficie total.

Este monasterio premostratense fue fundado en el año 1171. De la época medieval quedan restos de una torre de ladrillo estilo mudéjar y con el paso de los siglos fueron realizándose sucesivas obras hasta que en 1590 se construye la fachada de la iglesia que aún se conserva. En 1755 sufrió importantes destrozos como consecuencia del terremoto de Lisboa y la posterior restauración corrió a cargo del arquitecto Sagarvinaga. Durante la Guerra de la Independencia fue ocupado por Cuerpos del Ejército de Napoleón con el fin de expulsar de la Península a las tropas inglesas del duque de Wellington. Es más, este fue el cuartel general de los mariscales más laureados de Napoleón en aquella guerra. En 1835 el monasterio pasa a manos privadas en el proceso conocido como Desamortización de Mendizábal y fue la familia Uhagón de Foxá la que vendió este histórico edificio a los actuales propietarios.

Película

Por otra parte, y según había trascendido en los últimos días, una productora estaba interesada en grabar en Ciudad Rodrigo, más concretamente, en el paseo Fernando Arrabal, por lo que el Ayuntamiento debía retirar algunos elementos de esa zona; pero, la parte central se debía desarrollar en la Caridad.

La fecha prevista era mediados del mes de noviembre pero según las últimas noticias, de ayer por la tarde, parece que se complicaba esa grabación debido al inicio inminente de las obras.

Al parecer, el Ayuntamiento llevaba negociando desde hace un tiempo con esa productora y a no ser que haya un cambio muy sustancial, la localización mirobrigense no será factible.