El Norte de Castilla

La sala de exposiciones del Centro de la Memoria se llamará Basilio Martín Patino

José María Lasalle, en el centro, en una imagen del Pleno celebrado esta mañana.
José María Lasalle, en el centro, en una imagen del Pleno celebrado esta mañana. / Word
  • El Patronato del Archivo anuncia la incorporación de nuevos fondos y la licitación de una tercera sede del Archivo para el primer trimestre de 2017 sin dotar de contenido al segundo ubicado en Los Bandos

La sala de exposiciones del Centro Documental de la Memoria Histórica (CDMH) llevará el nombre de Basilio Martín Patino a propuesta del Ministerio de Cultura, que ha celebrado esta mañana en Madrid el pleno del Patronato del Archivo al que ha acudido el alcalde Fernández Mañueco. Basilio Martín Patino (Lumbrales, 1930) fue el promotor de las I Conversaciones Cinematográficas Nacionales, celebradas en 1955 en la Universidad de Salamanca, en las que por primera vez en la dictadura franquista se dio participación al arco ideológico representado por diferentes sectores para abordar los problemas que acuciaban entonces al cine español. El cineasta salmantino fue distinguido en noviembre de 2005 por la Academia de las Artes y las Ciencias con la Medalla de Oro en reconocimiento a su aportación audiovisual y, en noviembre de 2007, fue investido Doctor Honoris Causa por la Universidad de Salamanca, en reconocimiento a su obra en el ámbito de la imagen

Este ha sido uno de los puntos del orden del día de una reunión que no se convoca desde junio de 2014 y que ha tratado, además, la incorporación de nuevos fondos, concretamente más de 800 tomos con los guiones de 'La Pirenaica', la emisora clandestina del Partido Comunista que emitía desde Rumanía. Además,el Patronato anuncia para el primer trimestre de 2017 la licitación de la construcción de la tercera sede del Archivo.

No se ha hecho mención, sin embargo, de dotar de contenido a la segunda sede, sita en Los Bandos, donde el propio secretario de Estado de Cultura, José María Lasalle, ya anunció en su día, durante su inauguración en marzo de 2015, una serie de salas e iniciativas para dotar de actividad a este espacio que por el momento permanecen en el dique seco.

Cabe recordar que el Centro Documental de la Memoria Histórica, ubicado en la Plaza de los Bandos que tanto está dando que hablar en las últimas fechas, cuenta con una superficie de 4.000 metros cuadrados de superficie y su rehabilitación ha supuesto una inversión cercana a los 10 millones de euros por parte del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte. Unas instalaciones que nacieron con el objetivo de fomentar la difusión y el conocimiento de los fondos documentales con los que se pueda dar a conocer el periodo de la Historia de España que abarca desde la Guerra Civil hasta la Transición. Pese a ello, desde su inauguración hace ya año y medio apenas ha albergado un puñado de presentaciones de libros.

No en vano, el proyecto de este Centro de la Memoria y toda la información que ha ido generando desde que fue concebido no ha tenido precisamente suerte, ya que cualquier iniciativa que se ha vinculado ha ido acumulando retraso tras retraso. Hay que remontarse a junio de 2008 cuando el entonces ministro de Cultura, el socialista César Antonio Molina, anunciaba la apertura del nuevo Archivo para el año 2011. Un anuncio, realizado en Salamanca, en la que ya se hablaba de «un museo sobre la Guerra Civil y la represión, un espacio para exposiciones temporales, salas de proyecciones para el desarrollo de ciclos temáticos y la exhibición de los fondos del Nodo, además de los del archivo histórico de Radio Nacional de España (RNE)». Proyectos ambiciosos que se han ido quedando en el cajón, bien por falta de interés e iniciativa real de las administraciones o por falta de Gobierno, y que hoy ha vivido un nuevo episodio con motivo del pleno convocado en Madrid de los miembros del Patronato de este Centro Documental de la Memoria Histórica.