El Norte de Castilla

Pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo.
Pleno celebrado ayer en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. / S.G.

Las estaciones de servicio pagarán una tasa especial por uso de aceras

  • El equipo de Gobierno de Ciudad Rodrigo dice que se pretende dar el mismo trato a los ciudadanos y que no es «significativo»

Poco había que rascar en el pleno extraordinario celebrado en la tarde de ayer en el Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo pero la urgencia se justificaba en el hecho de que era necesario modificar dos ordenanzas fiscales si se quería que entraran en vigor a partir del próximo 1 de enero. Este tipo de modificaciones llevan implícita su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia y el correspondiente periodo de alegaciones, confirmaron fuentes municipales.

Quizás los más llamativo es que la Corporación dio luz verde a la modificación de la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por entradas de vehículos a través de las aceras.

Hasta ahora, existían dos tipos de criterios a la hora de cobrar ese impuesto y tenían que ver con el hecho de si la aplicación era anterior o posterior al año 2013. A partir de ahora, será válida la norma de después de 2013 que se traduce en el pago del coeficiente que resulta de aplicar el 0,25 al importe del valor catastral de la vivienda.

El concejal delegado de Economía y Hacienda, Manuel Choya, defendió que el objetivo de esa regularización es el de «tratar por igual a todos los ciudadanos».

En concreto, el Ayuntamiento ingresa unos 75.000 euros por este concepto de las aceras y de los vados y matizó que «la idea es seguir cobrando lo mismo».

Además de ese criterio único en el que se incluye un epígrafe para viviendas unifamiliares y otro para particulares; se ha introducido un epígrafe especial que afecta a las estaciones de servicio y a los centros comerciales «a los que hasta ahora, y no sabemos el motivo, no se les estaba cobrando esa tasa por entradas de vehículos a través de las aceras», resumió el edil.

Volvió a insistir Manuel Choya en que «el objetivo no es recaudatorio porque no será nada significativo, el tope es de 365 euros al año, lo que puede suponer unos ingresos de unos 1.000 euros si se atiende a todos los negocios de estas características que hay en Ciudad Rodrigo», pero eso sí «la idea es dar un trato a todos por igual».

El debate entre el gobierno y la oposición derivó por derroteros jurídicos, algo en lo que el portavoz popular, Marcos Iglesias, amparó la negativa de su partido a esa modificación, al menos en esos términos expuestos. Manuel Choya defendió que «parece olvidar que son los técnicos quienes elaboran los informes y yo lo doy por bueno».

En este pleno extraordinario también se aprobó la ordenanza fiscal reguladora de la tasa por la adquisición de localidades para el Teatro Nuevo Fernando Arrabal y otras actividades culturales, una propuesta que se retiró de un pleno anterior ya que faltaba un informe por parte de los técnicos.

De este modo, a partir de ahora, los precios de las entradas del teatro estarán sujetas a esta norma que, por otra parte, no existía hasta el momento actual.