El Norte de Castilla

Fachada de la vivienda que fue tiroteada en Los Alcaldes.
Fachada de la vivienda que fue tiroteada en Los Alcaldes. / WORD

Las autoridades consideran «un hecho aislado» el tiroteo en Los Alcaldes

  • La Subdelegación del Gobierno recalca que prosigue la investigación y que se intensificará la vigilancia policial por toda la ciudad

El tiroteo registrado este pasado domingo en el barrio salmantino de Los Alcaldes, que se saldó con una mujer herida, debe interpretarse como «un hecho aislado», que no significa que la capital salmantina se haya convertido en los últimos meses en una ciudad menos segura. Así lo resaltaron ayer fuentes de la Subdelegación del Gobierno a la hora de pronunciarse sobre este grave altercado.

Los hechos acaecieron minutos antes de las 16:30 horas, cuando varias personas –en principio dos o tres según varios testigos– dispararon una ráfaga contra una vivienda de la calle Alcalde Juan Bautista de Toledo, situada en el número 82.

Tras el tiroteo, que dejó en la fachada hasta 15 disparos visibles, los inquilinos de la vivienda salieron a la calle, por lo que se investiga si finalmente hubo un intercambio de disparos. La hipótesis que ha cobrado fuerza desde la tarde del domingo es que se trata de un ajuste de cuentas, teniendo en cuenta que no es la primera vez que se vive un incidente de estas características en el barrio. No en vano, en septiembre de 2015 se produjo otro tiroteo en el barrio, cuando desde un vehículo se efectuó una veintena de disparos contra un inmueble ubicado en el número 53 de la calle Alcalde Gutiérrez Ceballos, que afectó a la fachada y el garaje de la casa, así como a los vehículos estacionados en la vía.

«Se sigue con las investigaciones y hay elementos que hacen pensar que se está avanzando» con el fin de esclarecer el suceso, según subrayaron las mismas fuentes de la Subdelegación del Gobierno, que insistieron en que «al tratarse de un hecho aislado, resultaba difícil de prever». Además, se va a intensificar la vigilancia policial durante estos días por toda la ciudad y, en especial, «en las zonas más sensibles» de la capital, como es el caso Los Alcaldes.

La mujer herida en el tiroteo vespertino del domingo tiene 33 años, su identidad responde a las iniciales J.J.C. y fue trasladada al Complejo Asistencial. La policía recogió hasta una veintena de casquillos de bala de un calibre de nueve milímetros, aunque otros correspondían con una escopeta de cañones recortados.

Por otro lado, la subdelegada del Gobierno accidental, Miriam Vicente, prefirió no efectuar declaraciones sobre este altercado.