El Norte de Castilla

«Tratamos de identificar pacientes con riesgo inminente de mieloma»

    María Victoria Mateos, en su despacho del Hospital.
    María Victoria Mateos, en su despacho del Hospital. / Word
    • María Victoria Mateos - Hematóloga del Hospital Universitario de Salamanca

    • Las nuevas técnicas de investigación plantean tratamientos en personas aún no afectadas para, así, incrementar las tasas de supervivencia

    La Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia asegura que los últimos criterios diagnósticos del abordaje del mieloma múltiple aconseja tratar también a los pacientes que no tienen síntomas pero se sabe que tienen un riesgo casi «inminente» de desarrollarlo, tras haber observado que así también aumenta la supervivencia.

    Los síntomas más comunes de esta enfermedad son anemia, con el consiguiente cansancio, astenia, fatiga, lesiones óseas, que producen dolor, o incluso insuficiencia renal. Pero ahora han visto que también es importante «poder identificar pacientes que puedan beneficiarse de tratamiento antes», explica María Victoria Mateos, del Servicio de Hematología del Hospital Universitario de Salamanca, durante el Congreso Nacional de la SEHH celebrado en Santiago de Compostela.

    El Grupo Español de Mieloma (GEM) de esta sociedad científica ha contribuido a la generación de los nuevos criterios, fundamentalmente porque han sido pioneros en demostrar que el tratamiento precoz en pacientes asintomáticos es beneficioso, ya que «se retrasa el tiempo hasta la progresión a mieloma y, además, los pacientes viven más».

    A raíz de esta demostración han contribuido a diseñar un modelo para poder identificar a pacientes con mieloma asintomático con un riesgo alto de progresar a mieloma. Desde el punto de vista terapéutico, los ensayos que se han realizado y que se están realizando en estos momentos han contribuido, relatan los expertos, a optimizar el tratamiento, investigando nuevas combinaciones.

    Asimismo, se están incorporando nuevos agentes en el tratamiento de los pacientes con mieloma, fármacos de segunda generación y combinaciones nuevas que incluyen la incorporación de anticuerpos monoclonales con resultados «muy prometedores».

    En este sentido, las nuevas incorporaciones permiten prolongar la supervivencia de los pacientes con mieloma, porque tienen más opciones en las diferentes líneas, y todos estos nuevos fármacos usados en un futuro en la primera línea, en el momento de nuevo diagnóstico o incluso antes, contribuirán a «curar» a estos pacientes, puntualiza la especialista.

    Hasta 70 años

    De hecho, es a la curación donde se dirigen las investigaciones del GEM, para lo que quieren potenciar el tratamiento precoz del mieloma asintomático, donde hay en marcha un ensayo clínico con esta intención curativa que ofrece, remarcan, la mejor estrategia de tratamiento para pacientes asintomáticos de hasta 70 años.

    De igual modo, también trabajan con técnicas de alta sensibilidad para evaluar la respuesta que los pacientes tras el tratamiento. «Esto significa que detectamos enfermedad residual mínima en la médula ósea de los pacientes, que es uno de los factores pronósticos más importantes», añade la hematóloga.

    En tercer lugar están las nuevas combinaciones, incluyendo la inmunoterapia, para el tratamiento de los pacientes, tanto de los jóvenes como de los ayores. «Es tremendamente atractivo y muy prometedor para nuestros pacientes con mieloma de nuevo diagnóstico no candidatos a trasplante», concluye la experta.