El Norte de Castilla

«Nacemos para ayudar a la Tierra Santa y a los cristianos perseguidos»

Ferreira pronunció el pregón de la Semana Santa en 2015.
Ferreira pronunció el pregón de la Semana Santa en 2015. / Word
  • La nueva hermandad del Cristo de la Humildad tiene intención de visitar los Santos Lugares durante la primavera del próximo año

Esta semana el mundo religioso salmantino se sorprendía con la noticia de la creación de una nueva hermandad de penitencia, la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad. Una organización que ha nacido con una idea clara: reivindicar la situación que viven millones de cristianos en el mundo, que se ven perseguidos por ejercer su fe. Así lo relata el hermano mayor, el poeta José Manuel Ferreira Cunquero. «Pensamos en lo que sucede en Tierra Santa como si fuera sólo Jerusalén, pero Tierra Santa también es Siria, Jordania, los territorios palestinos…», explica quien ha vivido de cerca lo que está sucediendo en aquellos lugares, a través de un familiar, fray Romualdo, que falleció hace unos meses.

Esta voluntad, que se ha manifestado en las proclamas por la paz que se han realizado desde hace un par de años, ha fraguado en esta cofradía, que tendrá procesión, sí, aunque, recalca Ferreira, esa no es la parte más esencial de su trabajo.

No obstante, cabe añadir que la hermandad ha previsto salir en la tarde-noche del sábado anterior al Domingo de Ramos, con una imagen de un crucificado aún vivo. «Creemos que es el momento de máxima humildad del Señor, cuando ya está en la cruz, consciente de su final». Esa imagen será nueva y estará acompañada por hermanos que vestirán el hábito franciscano y que saldrán desde la iglesia de San Martín. Como fecha prevista de primera salida se baraja 2018, por lo que aún falta tiempo para que una nueva procesión se añada al calendario de la Semana Santa, y días previos, de Salamanca.

Hábito franciscano

Por lo pronto, los cofrades del Santísimo Cristo de la Humildad visitarán los Santos Lugares en la próxima primavera, donde serán recibidos por el custodio, la máxima autoridad. Y es que la noticia de la creación de esta hermandad, y de sus fines, ha sido muy bien recibida en Tierra Santa y, en general, entre todos los franciscanos, con especial cariño, claro está, de los salmantinos. Precisamente, la sede de la Hermandad Franciscana del Santísimo Cristo de la Humildad se encuentra ubicada, de hecho, en el convento de las Franciscas Descalzas, en la calle Ponferrada.

«Tenemos que dar las gracias a muchas personas que nos han apoyado en este tiempo, y recordar que nacemos para dar voz y ayudar a cerca de 100 millones de cristianos que se ven amenazados por su fe», apunta por último el hermano mayor en sus reflexiones.