El Norte de Castilla

La Diputación destina 300.000 euros para mejorar el parque de bomberos de Béjar

Los responsables de las obras, de la Diputación y del Ayuntamiento durante su visita a las instalaciones del parque de bomberos de Béjar
Los responsables de las obras, de la Diputación y del Ayuntamiento durante su visita a las instalaciones del parque de bomberos de Béjar / E. GÓMEZ
  • Javier Iglesias visitó las instalaciones y otras obras que se están desarrollando en la ciudad textil

El presidente de la Diputación de Salamanca, Javier Iglesias, visitó ayer el parque de bomberos de Béjar en el que la institución provincial ha invertido cerca de 300.000 euros para mejorar las instalaciones.

Concretamente se ha construido una torre de prácticas «que permitirá a los bomberos incrementar sus destrezas profesionales para mejorarlas en situaciones de emergencia», según señaló Iglesias, y un edificio de nueva planta de 185 metros cuadrados y que está anexo al ya existente en el que se ha construido un gimnasio totalmente equipado, unos servicios y varias salas para distintos usos.

Tal y como recordó el presidente provincial, quien estuvo acompañado del diputado de Medio Ambiente, Manuel Rufino García; del de Turismo, Javier García; y del diputado y alcalde de Béjar, Alejo Riñones; además de un buen número de concejales, técnicos y bomberos, entre los que estaba el jefe del parque comarcal, Manuel Gallego; este parque es un «caso especial», puesto que depende de la Diputación de Salamanca en cuanto a las instalaciones y los vehículos, pero el personal es funcionario del Ayuntamiento de Béjar, quien recibe una subvención de La Salina por valor de 271.000 euros para sueldos. Además, la Diputación provincial también hace inversiones en mejoras y mantenimiento y, a cambio, los bomberos del parque de Béjar dan servicio a un total de 27 municipios de la comarca en cuanto a incendios urbanos se refiere (que es la competencia que tiene la institución provincial), además de atender cualquier aviso de incendios forestales, que son competencia de la Junta, o incluso ayudar a pueblos de otras provincias cercanas.

Precisamente sobre la petición de la Diputación de Ávila de que sea el parque de bomberos de Béjar quien se ocupe del servicio en algunos municipios que, geográficamente, les quedan muy cerca, se refirió Javier Iglesias asegurando que «es algo que se está estudiando para ver si se llega a un acuerdo o no.Hay que dilucidar cuestiones administrativas y relacionadas con las competencias, pero en cualquier caso cuando es necesario los bomberos de Béjar ya están actuando en estos pueblos en base a ayuda humanitaria y eso seguirá siendo así».

Por su parte, Alejo Riñones quiso recordar el gran trabajo de colaboración que tanto la Diputación como el Ayuntamiento hacen para mantener este parque y la importante labor que realizan los 13 bomberos profesionales que en él trabajan y que son un referente a nivel nacional, tanto por su trabajo como por la organización de las jornadas internacionales que, año tras año, reúnen a un buen número de bomberos de todas las comunidades y también de otros países para intercambiar conocimientos y hacer prácticas conjuntas.

En total, la Diputación destina unos dos millones de euros anuales para el mantenimiento de los parques de bomberos de toda la provincia y, según señaló Iglesias, «se destinarán 700.000 euros de inversión el año que viene». «La Diputación no escatima un solo euro en seguridad en incendios urbanos, que es la competencia que tenemos, aunque también colaboramos con la Junta en los forestales», sentenciaba Iglesias.

Otras inversiones

Durante su estancia en la ciudad textil, el presidente y el resto de representantes de la institución provincial aprovecharon para visitar algunas de las otras actuaciones que se están realizando o se van a realizar con fondos procedentes de la Diputación.

En este sentido destaca la visita a la Ronda de Viriato, en la que el Ayuntamiento va a destinar 160.000 euros de los alrededor de 300.000 que tiene asignados de los planes provinciales de 2016 y 2017. Además, el alcalde de Béjar, Alejo Riñones, aprovechó la ocasión para desvelar en qué se van a invertir los 140.000 euros restantes. Será en la zona de Los Praos, una barriada con las calles en bastante mal estado «sobre todo por las obras que han hecho para meter el gas ciudad» y sobre las que «se pondrá alquitrán» para mejorarlas.

Además, también visitaron la carretera de acceso al paraje del Castañar, una vía cuyo arreglo está incluido en el último plan de carreteras presentado por la Diputación de Salamanca y cuya obra, con una inversión de 200.000 euros, se espera licitar en los próximos días por lo que el inicio de las mismas no debería demorarse.