El Norte de Castilla

Rodríguez-Ponga, antes de iniciar su conferencia.
Rodríguez-Ponga, antes de iniciar su conferencia. / MANUEL LAYA

Rodríguez-Ponga afirma que Salamanca contribuye desde hace siglos a difundir el español

  • El secretario general del Instituto Cervantes cree que la lengua española es una de las «más útiles» que hay en el mundo

El secretario general del Instituto Cervantes, Rafael Rodríguez-Ponga, consideró ayer en Salamanca que la lengua española es una de las «más útiles» que hay en el mundo no sólo porque permite una comunicación entre millones de personas, sino también por lo que se transmite en ella.

Rodríguez-Ponga pronunció la conferencia titulada ‘El español en contacto con Oceanía: el chamorro de las Islas Marianas’ dentro del ciclo ‘Política y planificación lingüísticas en el mundo actual’, organizado por la Cátedra de Altos Estudios del Español de la Universidad de Salamanca (Usal).

En declaraciones a los periodistas recogidas por Efe, el secretario general del Instituto Cervantes subrayó que la lengua española crece en el mundo por cuestiones demográficas y que tiene unas cifras que la sitúan entre las primeras.

No obstante, hizo hincapié en que no se trata de una carrera de a ver quién gana, pero la ha considerado como una de las lenguas «más útiles que hay en el mundo en el sentido de que permite una comunicación con millones de personas, y también es lo que se transmite en ella».

En este sentido, aludió al «valor internacional mucho más relevante» que adquiere la lengua española por ser «un vehículo de cultura, de conocimiento y de ciencia», a lo cual, según remarcó, ha contribuido Salamanca desde hace siglos.

Sobre la proyección exterior del Instituto Cervantes, Rodríguez-Ponga recordó la implantación en Sydney (Australia) y en Manila (Filipinas) y en Oceanía.

En ese continente afirmó que «nunca se habló mucho la lengua española» -el primer contacto se remonta desde que los navegantes Fernando de Magallanes y Juan Sebastián El Cano llegaron en 1521-», pero sí que ha dejado huellas muy importantes».

De este modo, se refirió a la existencia en las islas marianas de «una lengua mixta hispano-malayo-polinesias, que es el chamorro», del que ha dicho que «plantea un montón de retos en cuanto al análisis lingüístico».

Por otro lado, y sobre la proyectada creación del Centro Internacional de Referencia del Español en Salamanca, Rodríguez-Ponga expresó el interés y la ilusión con la que se ve desde el Instituto Cervantes teniendo en cuenta la existencia de un sector universitario y académico privado que vincula Salamanca a la institución.