El Norte de Castilla

La investigación apunta a un caso de violencia machista en las muertes de Salamanca

Los trabajadores de la funeraria introducen uno de los cuerpos hallados en Fuentes de Oñoro.
Los trabajadores de la funeraria introducen uno de los cuerpos hallados en Fuentes de Oñoro. / EFE
  • La mujer había denunciado en el año 2005 a su marido, denuncia que posteriormente fue archivada

La Guardia Civil y la Subdelegación del Gobierno han explicado a EFE que, según la investigación practicada, los indicios «apuntan» a que la muerte del matrimonio de Fuentes de Oñoro (Salamanca) es un caso de violencia machista.

Minutos antes de las nueve de la mañana de hoy, un agente de la Guardia Civil y su mujer, los dos de 51 años, fueron hallados muertos en su vivienda por dos disparos efectuados con la pistola reglamentaria del agente.

Aún así, la Subdelegación del Gobierno ha recordado que quien tendrá que dictaminar si es un caso de violencia machista es el Juzgado de Ciudad Rodrigo que instruye el caso y para el que ha decretado secreto sumarial.

El Instituto Armado ha confirmado que la mujer había denunciado en el año 2005 a su marido por violencia machista, denuncia que posteriormente fue archivada.

El agente muerto, A.C.R., es natural de Fuentes de Oñoro, lugar donde había ejercido de guardia para el acuartelamiento de esa localidad, frontera con Portugal.

Sin embargo, desde hace algún tiempo estaba destinado en la Guardia Civil de Guipúzcoa.

Su mujer, I.P.N., de nacionalidad portuguesa, seguía residiendo en Fuentes de Oñoro, en el domicilio donde han ocurrido los hechos, en el número 6 de la calle Manuel de Falla, un complejo de viviendas residenciales denominado como «Los Pisos Rosas».

El Ayuntamiento de Fuentes de Oñoro ha decretado tres días de luto y ha convocado una concentración de repulsa por lo ocurrido, que tendrá lugar mañana a las doce del mediodía.

Por su parte, el Ayuntamiento de Salamanca también ha convocado para mañana viernes un minuto de silencio para condenar los hechos.