El Norte de Castilla

Aspecto actual de la plaza de los Bandos.
Aspecto actual de la plaza de los Bandos. / MANUEL LAYA

La reforma de los Bandos no podrá realizarse sin el cambio en el PGOU

  • El PSOE tacha al alcalde de «chapucero» por presentar un proyecto para el que aún no hay cobertura legal y realizado sin contar con la oposición

El Grupo Municipal Socialista reprochó ayer al equipo de Gobierno que presentara «a bombo y platillo» el proyecto de reforma de la plaza de los Bandos sin haber aprobado aún la modificación del Plan General de Ordenación Urbana que se refiere a esa zona.

Y que con fecha del 10 de octubre del 2014 se aprobaba inicialmente la modificación puntual número 9 del PGOU, debido a la anulación de la calificación urbanística de la plaza de los Bandos por sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León de fecha 31 de marzo del 2011. Esta modificación conlleva, añadió el PSOE, la «suspensión de licencias de obra y todo tipo de actuaciones en dicho entorno hasta su aprobación definitiva por el pleno, algo que todavía no se ha producido, y para lo que se necesita un quórum de mayoría absoluta que el equipo de Gobierno municipal encabezado por Mañueco no tiene asegurado».

El Grupo Municipal Socialista intensificó sus críticas y aseguró que esta actuación del Gobierno local ha sido «cuando menos una irresponsabilidad, por no decir una auténtica chapuza en materia de política urbanística». Algo que, añadieron desde las filas socialistas, demuestra, a su juicio, «la negligente, incoherente y desordenada gestión en este sentido que viene llevando a cabo el señor Mañueco al frente de este Ayuntamiento». Más allá, el PSOE acusó al alcalde de «empezar la casa por el tejado» al presentar un proyecto «sin tener la cobertura legal necesaria para realizarlo y sin tener garantizado que los trámites necesarios puedan ser aprobados».

El Grupo Municipal Socialista manifestó, asimismo, que a estos hechos se suma que la rehabilitación de la plaza de los Bandos se presentó «de forma unilateral por el señor Mañueco», sin contar con la «debida transparencia y la participación» que una obra de este tipo requiere, «dejando totalmente al margen tanto a los ciudadanos como al resto de las fuerzas políticas con representación, y obviando e ignorando las alegaciones que un colectivo de salmantinos presentó contra dicho proyecto».

Una remodelación que es considerada necesaria por el PSOE, siempre y cuando se realice «manteniendo la identidad y las condiciones de uso que en la actualidad se dan tanto en este lugar como en su entorno».