El Norte de Castilla

El Ayuntamiento paraliza ahora la licitación de Garrido y escuchará a Santher

    Imagen de los accesos al parking sobre el que se construirá el nuevo parque.
    Imagen de los accesos al parking sobre el que se construirá el nuevo parque. / Manuel Laya
    • Ciudadanos asegura que hasta hace pocos días la constructora no se comprometía a realizar las obras sin coste alguno para el Consistorio

    Cambio de rumbo para la urbanización del parque de Garrido. Ayer, en la Comisión de Bienes y Contratación del Ayuntamiento, el concejal Carlos García Carbayo anunció que, ante los escritos presentados por la empresa adjudicataria de las obras del aparcamiento subterráneo, Santher, el equipo de Gobierno ha decidido –si esas afirmaciones por parte de la empresa son ciertas– paralizar la nueva licitación del parque.

    Un viraje que fue explicado poco después por el presidente de la Comisión de Contratación, el naranja Fernando Castaño, quien rebatió las afirmaciones del Grupo Municipal Ganemos acerca de los compromisos manifestados por Santher en el pasado.

    Así, Castaño aseguró que la empresa, en sus alegaciones al nuevo proyecto, «dice que realizaría la obra gratis, salvando los equipamientos». Esta excepción, al parecer, se refería a la fuente, el área polideportiva o los juegos biosaludables, que en total hubieran supuesto 400.000 euros de gasto para el Consistorio.

    Asimismo, el concejal de Ciudadanos mostró dos esquemas para comparar el proyecto aprobado en junio, que incluía las aportaciones vecinales y que iba a ser licitado ahora por el Ayuntamiento, y el que estaba realizando Santher en el área del parque hasta la paralización de los trabajaos. Observando ambos mapas se ven diferencias sustanciales, por ejemplo en el diseño de las aceras o en la extensión de las zonas verdes.

    Realizadas estas matizaciones, Fernando Castaño explicó que es ahora cuando la empresa, a través de un escrito dirigido al interventor del Ayuntamiento y registrado el pasado día 14, se ha comprometido a finalizar las obras del parque de Garrido, «sin que suponga ningún coste para el Ayuntamiento». Y es ese escrito precisamente el que ha motivado que el equipo de Gobierno se plantee la paralización de la nueva licitación, tal y como se anunció en un comunicado al respecto.

    Por su parte, el Grupo Municipal Ganemos, que el lunes amenazó con solicitar responsabilidades políticas y de todo tipo si el Gobierno local seguía adelante con la licitación, expresó ayer su satisfacción moderada por el cambio de opinión del equipo de Fernández Mañueco. Gabriel Risco, concejal de la agrupación de electores, aseguró, no obstante, que se trata de una decisión que debería haberse adoptado en julio, cuando Santher realizó sus primeras alegaciones, sin esperar casi tres meses más.

    Fianza y plazo

    El Ayuntamiento de Salamanca exigirá a Santher una nueva confirmación por escrito de que está dispuesta a realizar el proyecto de junio sobre el parque sin coste para las arcas municipales. De igual modo, y según manifestó el equipo de Gobierno a través de un comunicado, se exigirá a la empresa que garantice que las obras del Parque se harán sin más retrasos y ajustándose al diseño acordado con los vecinos del barrio y otros colectivos vecinales.

    Si estas garantías se cumplen, continúa el comunicado, el Ayuntamiento paralizará el nuevo proceso de licitación que «únicamente se decidió iniciar cuando la constructora que ganó el concurso no quiso asumir las propuestas de los vecinos y cuando las obras ya habían sufrido un retraso de más de 13 meses».

    Con el fin de asegurar la correcta ejecución del parquel Ayuntamiento va a exigir diversas garantías como fijar unos plazos máximos de ejecución y un calendario de obras y, además, que la dirección de las obras sea responsabilidad de ingenieros municipales. Asimismo, la constructora deberá elevar la garantía para la correcta ejecución de las obras de urbanización de 50.000 euros a 83.417,80 euros por ser un nuevo proyecto.

    Por último, el equipo de Gobierno recordó que el parque de Garrido contará con una pista polideportiva, un 14% más de árboles, 3.000 metros cuadrados de césped, juegos infantiles y biosaludables y una fuente lúdica.