El Norte de Castilla

Fotografía de familia de los miembros de la Comisión Interinstitucional en la Biblioteca Antigua de las Escuelas Mayores.
Fotografía de familia de los miembros de la Comisión Interinstitucional en la Biblioteca Antigua de las Escuelas Mayores. / WORD

Ruipérez promete un trabajo intenso para dar el impulso definitivo al 2018

  • El rector recalca que la magna efeméride no es exclusiva de Salamanca e insta a Rajoy a reformar las universidades

La sesión de trabajo que mantuvieron ayer los miembros del Pleno de la Comisión Interinstitucional del VIII Centenario arrancó con un breve discurso del rector de la Usal, Daniel Hernández Ruipérez, quien verbalizó y sintetizó los objetivos y los fines de la programación que marcará la celebración que se desarrollará a lo largo del año 2018.

Ruiérez volvió a incidir en una tesis que viene defendiendo desde hace meses, como es aprovechar la solemne celebración de los eventos en torno al 2018 para que «España cambie todo el sistema universitario», instando a la colaboración de Mariano Rajoy para materializar este sugestivo propósito. El rector salmantino definió como «un gran honor y una alegría para la Usal» recibir al presidente del Gobierno en funciones en la sesión plenaria de la Comisión Interinstitucional, dado que «demuestra el apoyo de la nación a un acontecimiento como el VIII Centenario de la Universidad de Salamanca», que definió como «no solo la celebración de una efeméride propia de la Universidad de Salamanca, sino la de todo el sistema universitario español».

Durante su disertación, la máxima autoridad de la Universidad matizó que «pocos países pueden presumir de transmitir conocimiento y cultura durante ocho siglos y España es uno de ellos», algo que, según las consideraciones y las reflexiones del rector, «hace evidente» y lo atestigua la Universidad de Salamanca. Así, Daniel Hernández Ruipérez se comprometió a «trabajar mucho y muy bien en la fase final de la celebración para dar el impulso definitivo» a un hito que, según expresó, pueda «transformar a nuestra Universidad de Salamanca, pero también a todo el sistema universitario español».

Tras concluir la reunión convocada en el Aula Salinas, el presidente del Gobierno recorrió los dos claustros del Edificio Histórico de las Escuelas Mayores. Primero se personó en el Aula Fray Luis de León y luego acudió al Paraninfo, escenario académico donde se llevan a cabo los actos más importantes y de mayor calado que organiza la Universidad. Posteriormente, Rajoy se encaminó por las escaleras, repletas de una especial simbología, hasta el claustro superior, donde accedió al interior de la Biblioteca Antigua y pudo conocer los valiosos fondos bibliográficos y los incunables que se guardan celosamente desde hace siglos en la emblemática sala.

Durante su itinerario, Rajoy estuvo acompañado en todo momento por el resto de los representantes institucionales que integran la comisión plenaria del 2018, como son los casos de la vicepresidenta en funciones, Soraya Sáenz de Santamaría; el ministro de Educación, Cultura y Deportes, Íñigo Méndez de Vigo; el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera; la consejera de Cultura y Turismo, Josefa García Cirac; el alcalde de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, y el presidente de la Diputación, Javier Iglesias.

Rajoy rompió el protocolo al término de su visita a la Biblioteca Antigua para atender durante unos minutos a los periodistas que permanecían junto al Aula Salinas, con los que mantuvo un encuentro informal, con las cámaras y los micrófonos apagados a petición suya.