El Norte de Castilla

Asistentes a una de las actividades organizadas en el centro.
Asistentes a una de las actividades organizadas en el centro. / WORD

Alrededor de 200 personas han pasado por la Aldea tras dos años de andadura

  • Este centro de Ciudad Rodrigo ha contado con gran variedad de conferenciantes y organizadores de cursos y talleres

Clases de flamenco para todas las edades, manualidades, patchwork, baile de salón o charro con Julio ‘El Serrano’, son solo algunas de las actividades que de manera continuada ofrecen a lo largo del curso en el Centro Social Autogestionado Aldea, ubicado en Ciudad Rodrigo.

Antonio Solórzano, uno de los impulsores de esta iniciativa comenta que «el curso viene apretado» e intentando hacer memoria, recuerda que tras dos años de funcionamiento de la entidad han pasado por la misma «no menos de 200 personas entre conferenciantes, ponentes, organizadores de talleres y de cursos». Otra cifra bien distinta es la de los aldeanos, cuya cifra superó el millar hace tiempo.

Pero independientemente de todos esos cursos que dan una continuidad al centro, que desde marzo tiene su sede en el Centro Cultural y Recreativo El Porvenir, casi todos los fines de semana hay actividades extraordinarias. Así, el sábado 22 de octubre Juan José Sánchez-Oro Rosa, historiador miembro del Centro de Estudios Mirobrigenses y colaborador del programa de televisión Cuarto Milenio, ofrecerá una charla sobre ‘Objetos fuera de su tiempo’.

A pesar de que estas actividades puntuales suelen desarrollarse el sábado, el viernes 28 de octubre a las 20:00 horas se hará una excepción y Ángel de Prado abordará las ‘Consecuencias del TTIP en las zonas rurales’. Ese TTIP es el tratado de libre comercio que negocian la Unión Europea y Estados Unidos pero tal y como se ha anunciado en los últimos tiempos en diversas ocasiones la opción de sellar el acuerdo en el periodo de la administración Obama está descartado y habrá que esperar movimientos del próximo gobierno. Otra de las acciones que también está cerrada es un concierto el sábado cinco de noviembre a las 20:30 horas del cuarteto de cuerda Verbion, que cuenta con un amplio repertorio en el que incluyen música clásica, pasodobles, tangos o bandas sonoras, entre otros.

Además, durante el mes de noviembre se ha programado un curso de monitor de tiempo libre que promueve el colectivo B612.

El Centro Social Autogestionado Aldea cumplió dos años el pasado mes de julio y este será el tercer curso completo en funcionamiento. «Parece que llevamos toda una vida», reflexiona Antonio Solórzano, «estamos abrumados nosotros mismos; nos asustábamos un día en una asamblea cuando vimos todo lo que había sucedido a lo largo de este tiempo y la cantidad de actividades».

Prácticamente todos los fines de semana hay alguna actividad y en el centro suelen aprovechar la presencia de personas que les interesan en Ciudad Rodrigo como es el caso del ponente de este próximo sábado que estará en la localidad participando en unas jornadas del Centro de Estudios Mirobrigenses.

«Hay que aprovechar la gente que viene de fuera, estamos muy al hilo de la actualidad y, como somos muchos, entre todos nos ponemos de acuerdo».

El centro está abierto a todo el mundo que quiera participar, «cuanta más gente venga, mejor; cuando vemos caras nuevas nos alegramos muchísimo».

Desde esta entidad también se han puesta en marcha otra serie de proyectos para la ciudadanía en general como fue la Bibliocaseta, que se ubica junto a la estatua al garrochista y para la que contaron con la colaboración del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo. «Está a pleno rendimiento, siempre abierta, nos da grandísimas sorpresas porque hay veces que se vacía un poco y al día siguiente vas y está llena, ella sola se retroalimenta y la gente que la usa está encantada». Solórzano concluye que «eso es educación ciudadana y hubo dudas pero yo sabía que iba a funcionar».