El Norte de Castilla

«Que el PP parezca tranquilo con la Gürtel dice mucho de su catadura moral»

    Tania Sánchez, momentos antes de comenzar su intervención en la Escuela de Formación de Podemos en Salamanca.
    Tania Sánchez, momentos antes de comenzar su intervención en la Escuela de Formación de Podemos en Salamanca. / Manuel Laya
    • Tania Sánchez - Diputada Nacional de Podemos, Da casi por hecho que el PSOE facilitará el Gobierno de Rajoy y espera que la legislatura sirva para que el Parlamento deje de ser una entidad hueca

    Tania Sánchez, que visitó el viernes Salamanca para participar en la Universidad de Podemos, tiene ya muchas ganas de que comience la actividad política en el Congreso, aunque sea con un Gobierno liderado por Mariano Rajoy, algo que casi da por hecho tras lo vivido en el PSOE.

    –¿Qué importancia la da a los rumores sobre el distanciamiento entre Errejón e Iglesias?

    –Podemos vive un momento de tránsito. Nos constituimos en Vista Alegre con una estrategia muy electoralista porque se iniciaba un ciclo de elecciones constantes, y todo el mundo asume que ahora hay que transitar de una maquinaria electoral a una organización mucho más arraigada a los territorios…, y esto está generando debates con mucha normalidad. Aquí no hay distanciamientos irreconciliables ni se cuestionan los planteamientos , ni el programa o ni los objetivos de la organización.

    –Con la duda de unas elecciones a la vista ¿es un buen momento para este debate?

    –Siempre es buen momento para debatir, y yo no sé si en el horizonte próximo se presentan unas nuevas elecciones, más bien todo lo contrario después de los últimos acontecimientos. Parece que el PSOE está buscando la fórmula, no sabemos cuál, para que Rajoy sea presidente del Gobierno, lo cual no es una buena noticia. Y sobre eso también hay que debatir, de cómo nos situamos nosotros ante esta nueva realidad.

    –¿Está usted convencida de que el PSOE va a facilitar el gobierno de Rajoy?

    –Después de todas las cosas que han pasado en la política española en los últimos años yo ya no estoy convencida de nada, pero todo apunta a que el PSOE está buscando la forma de consolidar el gobierno del PP y de la Gürtel y se ha olvidado ya del no es no. Sobre todo cuando un comité se ha cargado a su secretario general por una discrepancia a ese respecto.

    –¿Ha intentado Podemos con toda la intensidad necesaria buscar una alternativa de Gobierno con el PSOE y otros apoyos?

    –Yo estoy convencida de que el PSOE hubiese preferido que nosotros renunciásemos a algo que no vamos a renunciar nunca, que es nuestro programa; y que aceptásemos un programa que ellos pactaron con Ciudadanos y está muy lejos de nuestros objetivos para transformar este país. El problema no es si Podemos ha querido o no pactar con el PSOE. El problema es que el PSOE no se ha atrevido a preparar un programa de cambio que es lo que querían sus votantes y los nuestros.

    –Ante un hipotético gobierno del PP ¿ve capaces a PSOE y Podemos a acercar posturas para hacer una oposición fuerte y eficaz, para frenar alguna de las propuestas del PP?

    –Nuestra actitud ante esa posible situación siempre dependerá de las ideas y las propuestas y no de las siglas, porque todos hemos visto como en la Comunidad de Madrid los que se presentaban como los que venía a regenerar la política en este país apoyan sistemáticamente al PP de la Gürtel. Lo importante es el contenido. Cuando Mariano Rajoy presente unos presupuestos veremos a ver cómo reacciona el PSOE y el resto de partidos.

    –¿Se presenta una legislatura divertida, no?

    –Yo lo veo como una oportunidad para que los parlamentos dejen de ser unas entidades huecas y comiencen a ser unas cámaras de discusión y debate que permitan que los ciudadanos estén más informados de las decisiones que se adoptan y de cómo les afectan.

    –¿Cree que se agotará la legislatura?

    –En un tiempo absolutamente nuevo con parámetros completamente nuevos es difícil hacer predicciones, sobre todo teniendo en cuenta como se ha hecho la política en este país, con un PP que gobernaba por decreto, a espaldas del Parlamento y haciendo daño a todo el país y a sus ciudadanos. Ahora se va a saber qué es lo que pasa y eso es bueno para el país, La actual situación hay que asumirla con normalidad democrática y gracias a ella vamos a ver la catadura democrática de cada uno de los partidos. A ver si algunos asumen que ya no tienen la mayoría absoluta con normalidad o empiezan a verse ramalazos cuestionando la democracia. Algo que, por cierto, ya está pasando ahora con algunas cuestiones que no se quieren llevar al Parlamento, por ejemplo.

    –¿Considera usted capaz al PP de cambiar el chip?

    –Por mi experiencia, el PP no sabe hacer política sin un rodillo de mayoría absoluta. Entre otras cosas, porque a pesar de ser el mayor partido en votos, la suma de la gente que no quiere que gobierne el PP es mucho mayor, lo que demuestra que el PP está muy lejos de la realidad de este país.

    –¿Va a pasar factura la Gürtel al PP. Los ciudadanos son conscientes de lo que supone?

    –Yo creo que ya ha supuesto bastante. Los movimientos como el 15M o Podemos surgen de ese hartazgo, de la pérdida de confianza de la ciudadanía en los partidos políticos. Ahora la gente sabe que quienes iban de patriotas tienen su dinero en Panamá, y los que defienden el bien común solo se benefician a sí mismo y a sus amigos. Eso la sabe la gente. Y que estamos en el camino de conseguir que las instituciones impidan que esto pase.

    –¿Pero parece que el PP está bastante tranquilo a pesar de todo?

    –Eso también habla de su catadura como partido democrática. Si no están preocupados porque toda España sepa que se han financiado irregularmente, o que se han tomado decisiones cruciales como el AVE pensando más en las personas que les financian sus campañas electorales que en las necesidades de los españoles… Yo no podría estar tranquilo.

    –¿Los últimos resultados animan a cambiar su estrategia futura?

    Es complicado predecir esas cosas. Al margen de la alianza con IU, hay cuestiones de nuestro discurso que tienen aún recorrido para que la gente las entienda y tenemos que saber explicar que todo lo que le pasa a la gente tiene una explicación política y para eso hay que empezar a funcionar en el Parlamento ya. Otras elecciones aumentaría la desafección de la gente.

    –¿La cuestión catalana les ha hecho mucho daño?

    Mucha gente entiende nuestra actitud fuera de Cataluña. En las últimas elecciones no es que hayamos sido primera fuerza en Cataluña y Euskadi y hayamos sacado un 3%, algo que a otros partidos si les pasa. Podemos tiene claro que la unidad de España no se basa en confrontar la Meseta con las periferias y viceversa como sí piensan otros. La unidad de España se basa en los derechos y libertades de los ciudadanos y en cómo encontramos un marco de convivencia que reconozca todas las realidades territoriales, pero no solo vinculado a las nacionalidades históricas; también a que Castilla no es Madrid, ni Andalucía, Santander. El modelo actual a todos nos tira de la sisa y hay que darle una vuelta.