El Norte de Castilla

La Alberca impulsará la creación de una asociación de la castaña

    El alcalde de La Alberca (derecha), durante su intervención en la clausura de las jornadas.
    El alcalde de La Alberca (derecha), durante su intervención en la clausura de las jornadas. / Word
    • El Ayuntamiento ve con buenos ojos este proyecto tras las primeras jornadas técnicas de la localidad sobre este fruto

    El Ayuntamiento de La Alberca promoverá la creación de una asociación de productores locales de la castaña según señaló el alcalde de la localidad, Miguel Ángel Luengo, en conversaciones con este periódico tras la clausura de las primeras Jornadas Técnicas del Castaño que han tenido lugar durante la tarde del viernes y la mañana de ayer sábado en la localidad serrana.

    Luengo, en representación de la corporación municipal, ve con buenos ojos esta iniciativa –ante la dificultad, por el momento, de crear una cooperativa local dedicada a este fruto de otoño–, después de que, entre las conclusiones a las que se ha llegado en estas jornadas, haya quedado patente el potencial que tiene el bosque de castaño de los alrededores de La Alberca.

    «Las conclusiones sobre el castañar de la zona son buenas, hay posibilidades y aunque está en bruto y no se ha hecho apenas ninguna labor para trabajarlo bien y que la castaña pueda mejorar, se pueden hacer cosas para mejorar la productividad y que sea un recurso económico para la zona», señalaba el primer edil de La Alberca, indicando que, según los cálculos de los expertos que han participado en las ponencias, si actualmente La Alberca tiene una producción de unos 200.000 kilos anuales, con unos cuidados y trabajos adecuados, la misma podría alcanzar cuotas hasta diez veces superiores.

    Estas jornadas también sirvieron para conocer y estudiar las experiencias que se están viviendo en otras zonas tradicionalmente castañeras como son El Bierzo y otros puntos de Castilla yLeón y las regiones de Villuercas y el Jerte, en Cáceres.

    «Hemos visto lo que ocurre en otras zonas parecidas y el potencial que nosotros tenemos. En El Bierzo, por ejemplo, llegan a 8 millones de kilos» señalaba Luengo, quien reconocía que, aunque se está muy lejos de ese objetivo, sí hay opciones para mejorar la actual situación.

    Además de una ponencia dedicada a analizar las zonas castañeras tradicionales, también se contó con otra en la que se habló sobre las ayudas a las que puede optar el sector, que son las relacionadas con la agroalimentación, ya que no hay ninguna para el castaño en concreto. «No está considerado un árbol estratégico, por lo que ni se subvenciona ni se ayuda su trabajo como agricultura, pero sí en el sector de la transformación», explicaba el alcalde.

    Tras las dos ponencias, llegó uno de los puntos más importantes de estas jornadas:una salida al campo en la que ver de primera mano cómo se encuentra el castañar albercano actualmente y los principales problemas que tiene.

    «Los principales problemas tienen que ver con la accesibilidad a las fincas; con que hay muchos minifundios ya que la mayoría son de apenas 2.600 metros, es decir, 0,2 hectáreas; y con las prácticas erróneas, es decir los usos tradicionales erróneos que, muchas veces sin saberlo, se han estado llevando a cabo», resumía Luengo.

    Entre dichos usos erróneos cabe señalar un exceso a la hora de remover la tierra –uno de los principales motivos de la propagación de la tinta, una enfermedad de los castaños que afecta a los de esta zona, aunque se libran de otros males como el chancro y la avispilla–; la quema de residuos para limpiar el campo que, a la vez, deja sin un importante elemento orgánico que puede servir para enriquecer el suelo; y errores en el tipo de podas que se hace a estos árboles y que merman su producción. Además, este año se ha sumado un problema puntual de sequía.

    Pese a todo ello, el calibrado y el pesado de las castañas que se hizo ayer arrojó buenos resultado. «Se considera que 60 piezas o menos por kilo indica que las castañas son buenas y frescas;entre 60 y 100 son regulares;y más de 100 por kilo no tiene mucho interés más que para algunos piensos», explicaba Miguel Ángel Luengo, quien, basándose en las mediciones hechas, sentenció que «nuestra castaña es buena».

    Partiendo de esta buena base todo es posible ya que, tal y como se recordó en las jornadas, «el castaño es un árbol muy agradecido y con poco que se le haga puede dar muy buenos resultados y ser una opción económica para La Alberca».

    «Ha merecido la pena saber el estado del castañar, nos han dicho que tenemos potencial y un recurso muy bueno, así que el siguiente paso que queremos dar desde el Ayuntamiento es reunir a los productores e intentar crear, si no una cooperativa, una asociación para potenciar todo lo que podamos el sector», sentenciaba finalmente el alcalde, quien no descarta hacer nuevos encuentros de este tipo, aunque más específicos, para afrontar problemas concretos o poner en contacto a productores y comercializadores, dado que estas primeras jornadas técnicas han cumplido con su objetivo: dar a los albercanos el conocimiento y el impulso necesarios para retomar una actividad relacionada con un árbol que siempre ha sido de gran importancia para el municipio.