El Norte de Castilla

Santi Potros logra 15 días menos de condena por limpiar el comedor de Topas

    Torre de vigilancia en la cárcel salmantina de Topas.
    Torre de vigilancia en la cárcel salmantina de Topas. / Word
    • Aíslan a tres presos en el centro penitenciario tras una pelea y una agresión a varios funcionarios

    La Audiencia Nacional ha ratificado la propuesta realizada el pasado 14 de julio por la Junta de Tratamiento Penitenciario de la cárcel de Topas, para que Santiago Arrospide Sarola, el histórico dirigente de ETA conocido bajo el apodo de Santi Potros, se beneficie de una redención de pena de 15 días en su condena, correspondientes al segundo trimestre de 2016.

    La resolución de la Audiencia Nacional confirma con términos favorables el dictamen previo de la Junta de Tratamiento Penitenciario, que solicitó este recorte en la pena del violento terrorista etarra por las labores de limpieza que ha realizado en el comedor de la prisión.

    El pasado sábado Santi Potros contrajo matrimonio en el interior de la cárcel con su actual compañera sentimental, María Teresa Yolande Toyos. La boda fue por la vía civil y fue oficiada por la alcaldesa de Topas, la socialista Julia Rivas, actuando como testigo de Santi Potros otro histórico preso etarra, Juan Manuel Inciarte Gallardo, quien también cumple condena en Topas.

    Nueva agresión

    Por otra parte, el centro penitenciario de Topas volvió a registrar ayer dos nuevos incidentes en sus módulos, que se suman a la lista de altercados que se vienen prodigando en la prisión salmantina a lo largo de los últimos meses.

    La primera reyerta tuvo lugar por la mañana y la protagonizaron dos internos. Uno de ellos es de origen árabe y responde a las iniciales F.A. y, por rencillas personales, se enzarzó en una dura pelea con otro preso, de nacionalidad española y cuya identidad corresponde con las siglas R.P.G. La virulencia de la gresca obligó a los funcionarios que se encontraban en ese momento de servicio a intervenir para separarlos.A los dos reclusos se les aplicó el régimen de aislamiento provisional, en concepto de sanción por la reyerta.

    Poco tiempo después –hacia las 13:30 horas– un preso que se encontraba en régimen de aislamiento, como consecuencia del altercado que había organizado el día anterior, intentó agredir a varios funcionarios.

    Los hechos ocurrieron cuando precisamente se le iba a retirar la medida de aislamiento.Sin embargo, los funcionarios comprobaron, al acceder a su celda, que había provocado diversos destrozos en la misma, llegando incluso a romper el cristal de la ventana. Ante este imprevisto, se decidió que permaneciera en el departamento de aislamiento.

    Al conocer que continuaría en la misma situación carcelaria durante más horas, se abalanzó de forma repentina sobre los funcionarios, teniendo que ser auxiliados por otros compañeros e incluso por los jefes de servicio para reducir al interno, que mostraba una actitud muy violenta. Los trabajadores sufrieron magulladuras y lesiones leves que no precisaron de atención sanitaria.