El Norte de Castilla

Arrecian las críticas por el coste de una obra que traerá «más cemento» a Los Bandos

Imagen de la Plaza de Los Bandos, que sufrirá una transformación en 2018.
Imagen de la Plaza de Los Bandos, que sufrirá una transformación en 2018. / Laya
  • Desde el PSOE lamentan que el proyecto no haya contado con la participación de los ciudadanos ni del resto de fuerzas políticas

Son muchas las voces que se han alzado criticando elproyecto de remodelación de la plaza de Los Bandos anunciado por el alcalde Alfonso Fernández Mañueco, y no precisamente por el contenido sino por lo innecesario y costoso de la obra. Una de ellas llegó ayer desde las filas del Grupo Socialista en el Ayuntamiento, que muestran su disconformidad porque, según aseguran, supondrá «más cemento, menos zonas de sombra y arbolado y un coste excesivo que pagarán todos los salmantinos».

Aunque dejan claro y matizan que sí están de acuerdo con «la necesidad de realizar una rehabilitación en este espacio de la capital salmantina y acometer una serie de modificaciones que mejoren su accesibilidad y funcionalidad», los concejales socialistas critican que la propuesta del Ejecutivo.

En primer lugar, y una vez estudiado el proyecto anunciado por el alcalde el pasado lunes dado que no se les presentó antes a los grupos de la oposición, los ediles del PSOE lamentan «la falta de planificación de un proyecto, totalmente cerrado que, en ningún momento, ha contado con la participación de la ciudadanía, del resto de fuerzas políticas con representación en el Consistorio a las que en ningún momento se les ha informado en Comisión, y colectivos o expertos en urbanismo, patrimonio o medio ambiente». Esta circunstancia «ha impedido la posibilidad de hacer aportaciones encaminadas a la mejora del proyecto desde el punto de vista estético y funcional, y una mejor integración en el entorno urbanístico de una de las zonas más sensibles de la ciudad», añaden fuentes del Grupo Socialista.

También, el proyecto de remodelación de la Plaza de los Bando «va a suponer una eliminación o sustitución de masa arbórea, suprimiendo las actuales zonas de sombra y que va a dificultar, por no decir hacer imposible, la convivencia ciudadana y el uso y disfrute que esta plaza en la actualidad tiene en las mismas condiciones y formas que a día de hoy se dan, para convertirlo en un lugar inhóspito». Según explican desde el PSOE, el aumento de la accesibilidad de la plaza, algo que los socialistas consideran «necesario», «no debe ir acompañado obligatoriamente por una eliminación o sustitución de la masa arbórea, tal y como va a ocurrir con la remodelación de la cercana Plaza de Colón».

Los socialistas subrayan que el proyecto presentado «insiste en el modelo urbanístico impuesto por Mañueco en la ciudad y que está extendiendo por toda la capital», que consiste, según sus palabras, en «grandes espacios descubiertos y despejados donde las zonas verdes, los árboles y las plantas son sustituidos por inmensas superficies pavimentadas con losetas de granito y que los convierten en zonas impersonales y sin vida».

Cabe recordar que en el proyecto anuncio por Fernández Mañueco, la plaza mantendrá su carácter actual si bien su superficie se incrementará en un 98 por ciento hasta rozar los 4.000 metros cuadrados. De este modo, se amplía también la zona central destinada a la celebración de eventos y ferias. En concreto, esta superficie pasará de los 721,90 metros cuadrados actuales con desniveles a un espacio único sin barreras con 1.160 metros cuadrados, es decir un aumento del 61%.

El proyecto contempla también un aumento del 49% de las zonas verdes al pasar de los 366,29 metros cuadrados actuales a 547,69 metros cuadrados.