El Norte de Castilla

‘Raíces y añoranzas’ es la propuesta de El Pasaje en la Feria del Pincho de Candelario

Tres de las cuatro hermanas Hernández, de El Pasaje, muestran su ‘Raíces y añoranzas’.
Tres de las cuatro hermanas Hernández, de El Pasaje, muestran su ‘Raíces y añoranzas’. / M.J. GUTIÉRREZ
  • Las hermanas Hernández apuestan por una tapa que tiene como ingrediente principal el pulpo a la brasa

El Pasaje es uno de los asiduos a la Feria del Pincho de Candelario y este año, en su quinta edición, no podía faltar este establecimiento regentado por las hermanas Sandra, Guadalupe, Mónica y Sabina Hernández.

En esta edición han querido cambiar de registro y ofrecen un pincho que han denominado ‘Raíces y añoranzas’, por sus raíces maternas (su madre es gallega) y la añoranza que le producen los recuerdos de su infancia cuando iban a Galicia y comían pulpo. De ahí que la propuesta de este año sea pulpo a la brasa con aceite de pimentón, mayonesa de pimentón y patatas cocidas, que acompañan de un mousse de limón, para cambiar los sabores.

Es el primer año que presentan marisco, explican, ya que «queríamos romper con todos los esquemas, siempre ofrecíamos un pincho con carne como prioridad y en esta ocasión queríamos romper y a la vez sorprender», afirman las hermanas.

Mónica Hernández, que es la cocinera, señala que se trata de una tapa «muy elaborada y en la que se tarda cierto tiempo en montar y decorar el plato», ya que todo tiene que estar en su punto, el pulpo en su punto de cocción, la patata que no se deshaga... Todo los productos se preparan por separado y después hay que emulsionar el aceite y emplatar el pincho, algo que se tarde entre dos y tres minutos.

Además, señala que se trata de un plato tradicional con un toque moderno, por lo que espera que guste mucho a los clientes, porque está «hecho con mucho amor y cariño».

Para esta edición de la Feria del Pincho de Candelario, El Pasaje ha preparado 1.200 pinchos para los cuatro días que dura esta iniciativa, el fin de semana pasado y el próximo sábado y domingo. Esa es la cantidad de pinchos que se han marcado ofrecer -600 cada fin de semana- con cualquier consumición (vino, cerveza, refrescos...), porque la tapa en Candelario es gratis.

Las hermanas Hernández se esmeran cada año en preparar un pincho de calidad para sus clientes, puesto que ven la Feria del Pincho, además de como una forma de atraer turismo a Candelario, también como una forma de agradecer la colaboración de los clientes diarios; es como una forma de agasajarlos, explican.

Todo el que el pasado fin de semana no probase ‘Raíces y añoranzas’, aún tiene una nueva oportunidad para hacerlo, ya que los próximos días 15 y 16 El Pasaje volverá a poner con cada consumición este pincho, que es uno de los que forman parte del concurso, en el que los participantes votan al mejor pincho (una categoría que este establecimiento ya ha ganado en anteriores ocasiones) y al pincho más original. Pero para poder votar, antes habrá que haber probado los seis pinchos que participan en la feria.