El Norte de Castilla

Nuevas Generaciones instaló su puesto en los soportales de la Plaza Mayor.
Nuevas Generaciones instaló su puesto en los soportales de la Plaza Mayor. / MANUEL LAYA

El PP y sus Nuevas Generaciones presumen de españolidad e instan al PSOE a abstenerse

  • La rama juvenil de los populares reparte lazos y pulseras con la bandera nacional en la Plaza Mayor con motivo del Día de la Hispanidad

Defender la unidad nacional de España frente a los intentos de desfragmentación y desconexión, auspiciados principalmente desde las filas nacionalistas e independentistas catalanas. Bajo esta premisa, Nuevas Generaciones instaló ayer un puesto reivindicativo en los soportales de la Plaza Mayor, repartiendo lazos y pulseras con la bandera nacional, con motivo de la celebración del Día de la Hispanidad.

El diputado nacional del PP, José Antonio Bermúdez de Castro; el senador y presidente provincial del PP, Javier Iglesias, y la senadora Esther del Brío, acompañaron a los jóvenes militantes de Nuevas Generaciones en la distribución de los emblemas con la distinción nacional.

Bermúdez de Castro resaltó que el 12 de octubre debe ser considerado como «el día de la fiesta de todos los españoles y un día de celebración por pertenecer a un gran país como es España». El parlamentario popular subrayo que al PP «le gusta España y lo decimos sin complejos ya que nos sentimos españoles», sobre todo por tratarse de «un sentimiento que forma parte de nuestro proyecto político y nuestras señas de identidad, poniendo énfasis en lo que nos une, más que en lo que nos separa». Bermúdez de Castro ahondó en algunos de las razones por las que «debemos sentirnos orgullosos de este gran país, porque hay motivos para hacerlo». Resaltó en este sentido que «tenemos uno de los sistemas de protección social mejores del mundo, hemos dado un ejemplo de cómo superar uno de los mayores momentos de dificultad de la historia, somos de las economías avanzadas que más va a crecer en 2016 y nuestras empresas se proyectan al exterior».

Bermúdez de Castro apeló a que el PSOE, tras la fractura de su Comité Federal, aporte una solución al bloqueo político, optando por una fórmula que permita gobernar a la sigla más votada, como es el PP, lo que implicaría necesariamente la abstención socialista. No obstante, el diputado del PP rehuyó pronunciarse sobre la crisis interna del PSOE y sobre el cometido de su comisión gestora.