El Norte de Castilla

La plaza de Los Bandos incrementará un 98% su superficie y un 49% su zona verde

Recreación de la futura fisonomía urbana proyectada para la plaza de Los Bandos.
Recreación de la futura fisonomía urbana proyectada para la plaza de Los Bandos. / WORD
  • Las obras durarán 10 meses, concluirán en 2018 y supondrán una inversión de 1,2 millones

Una plaza con más zonas verdes, con casi el doble de superficie en comparación con su extensión actual, plenamente accesible y sin vehículos que circulen o estacionen en ella. Éstas con las principales pinceladas que retratarán la remozada plaza de Los Bandos, una vez culmine el plan de remodelación proyectado por el Ayuntamiento y que fue presentado ayer por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco.

La restauración del emblemático espacio supondrá para las arcas consistoriales un desembolso de 1,2 millones de euros. Está previsto que los trabajos de restauración se prolonguen durante diez meses e irán precedidos de los habituales pasos previos para acometer este tipo de actuaciones urbanísticas. El diálogo y las conversaciones con los grupos de la oposición y con los colectivos afectados durarán entre dos y tres remeses, mientras que el proceso de licitación y adjudicación implicará tres meses más, por lo que la inauguración de la nueva fisonomía urbana de Los Bandos deberá esperar hasta el año 2018.

Mañueco recalcó que esta actuación pondrá en valor la riqueza patrimonial de los edificios singulares que la rodean y la recuperará como un lugar de encuentro y convivencia para salmantinos y foráneos. Bajo estas premisas, la intervención urbanística se centrará en la superficie delimitada por la plaza de Los Bandos, sin incluir la calle Zamora, y en el tramo de la contigua calle Santa Teresa hasta su confluencia con la calle de los Condes de Crespo Rascón, así como en el tramo de Peña Primera hasta su confluencia con la calle Íscar Peyra. De esta forma  , se creará un espacio al mismo nivel y completamente accesible a las personas con movilidad reducida.

La plaza mantendrá su carácter actual de plaza urbana, con forma de una ‘U’ ajardinada, pero abierta plenamente a la calle Zamora, con el fin de favorecer un relevante tránsito de personas, tanto vecinos de la ciudad como visitantes. Su superficie, según las informaciones facilitadas por el Consistorio, se incrementará en un 98% hasta rozar los 4.000 metros cuadrados al integrar los mencionados tramos de las calles Santa Teresa y Peña Primera, que pasarán a ser peatonales. Solo se permitirá un tráfico restringido de residentes, emergencias y acceso a los garajes, desapareciendo por completo los espacios que son utilizados diariamente por algunos conductores para estacionar sus vehículos.

El diseño auspiciado por el Ayuntamiento, que fue desgranado de forma pormenorizada por el autor del proyecto, el arquitecto Javier Gil, permite ampliar la zona central del ágora, destinada a la celebración de eventos y ferias. En concreto, esta superficie pasará de los 721,90 metros cuadrados actuales, que presentan diferentes desniveles, a un espacio único sin barreras con 1.160 metros cuadrados, es decir un aumento del 61%.

El proyecto contempla también un aumento del 49% de las zonas verdes al pasar de los 366,29 metros cuadrados actuales a 547,69 metros cuadrados y, siguiendo las recomendaciones de los expertos de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, se plantarán árboles de porte bajo o medio para permitir la visión del entorno monumental. En concreto, se colocarán 39 ejemplares de la especie ‘ligustrum japonicum’ y ‘prunus pissardy’, el mismo número que los existentes en estos momentos. Los árboles actuales serán trasplantados al vivero municipal para su posterior ubicación en otras zonas de la ciudad.

El elenco de modificaciones engloba también la habilitación de dos áreas a ambos lados de la plaza, que servirán de estancia durante la salida del público de eventos culturales que pueden desarrollarse en los edificios que la rodean. También se colocará un aparcamiento para bicicletas, que se sumará a las bases de Salenbici, y se renovarán las redes de agua, de alcantarillado y de alumbrado, realizando una nueva redistribución de la red de alta tensión, garantizando a los usuarios estos servicios durante las obras. El pavimento continuará siendo de granito y no está prevista por el momento la instalación de terrazas con mesas y sillas.

La fuente actual y la escultura erigida en recuerdo de Carmen Martín Gaite se conservarán en la plaza, que se completará con un nuevo mobiliario urbano, como son las papeleras y los bancos corridos que delimitarán los parterres.

De forma complementaria pero independiente del proyecto, el Consistorio llevará a cabo otra actuación para poner en valor los edificios del entorno, dos ellos declarados Bien de Interés Cultural, con el encendido de la iluminación artística.

El alcalde subrayó que la remodelación de la plaza de Los Bandos se enmarca en un proceso de mejora económica de las arcas consistoriales, que ha permitido consignar la inversión necesaria para acometer el proyecto. También se abrirá un cauce de diálogo con los técnicos, los grupos políticos municipales, las comunidades de propietarios y los responsables de los organismos que tienen sedes en la plaza. El proyecto también será analizado por las comisiones Territorial de Patrimonio, Técnico-Artística y de Fomento y por los consejos sectoriales de Urbanismo y de Ciudad.