El Norte de Castilla

Edificio de El Corte Inglés en la calle María Auxiliadora.
Edificio de El Corte Inglés en la calle María Auxiliadora. / M. LAYA

Mañueco incumple por segunda vez sus plazos para resolver el conflicto de El Corte Inglés

  • Ganemos considera que la palabra del alcalde «cada vez vale menos» y el PSOE sigue a la espera de que el regidor presente su propuesta

La solución final que debe adoptar el Ayuntamiento para resolver el interminable conflicto urbanístico abierto la década pasada por la construcción de El Corte Inglés vuelve a a demorarse, pese a las promesas y los anuncios efectuados en este sentido en los últimos meses por el alcalde de Salamanca, Alfonso Fernández Mañueco. No en vano, antes del inicio del verano el regidor avanzó que el grupo municipal de gobierno tendría lista y presentaría para antes del 30 de septiembre su propuesta definitiva para encarar y resolver la problemática generada por este espinoso asunto urbanístico. Finalmente, su compromiso no se materializó en el plazo que se marcó él mismo.

La pasada semana y durante la reunión que celebraron los miembros de la Junta de Portavoces en el Consistorio, el regidor aseguró que esta semana, concretamente este pasado lunes o ayer martes, procedería a comunicar oficialmente la decisión del grupo de gobierno sobre el nuevo desarrollo urbanístico del sector 37 de la ciudad, espacio donde se encuentra ubicado el centro comercial.

En respuesta a una pregunta de la portavoz del grupo municipal de Ganemos, Virginia Carrera, el alcalde adelantó entonces que sería «pasado el pleno» –en relación a la sesión ordinaria celebrada el pasado viernes día 7– cuando desvelaría la opción por la que se decanta para dicho sector, cuya normativa quedó anulada en enero y que se viene rigiendo por una moratoria de dos años concedida por la Junta de Castilla y León en abril. Ante la insistencia de los portavoces de los partidos de la oposición por obtener más explicaciones, Mañueco se limitó a asegurar que su estrategia irá encaminada «en la línea de las primeras soluciones», en clara referencia a las que planteó durante el inicio de su mandato.

A partir de la frase anterior, los partidos de la oposición deducen que el Partido Popular no sopesa posibles compensaciones para la ciudad por el presunto exceso de edificabilidad cometido en la construcción de los grandes almacenes en terreno público. No en vano, estos solares se adquirieron por cuestación popular en el año 1926 para ser cedidos al entonces Ministerio de la Guerra.

Estas dos nuevas demoras han vuelto a desatar sensaciones de desánimo y críticas en las filas de la oposición. Gabriel Risco, concejal de Ganemos, consideró que los dos sucesivos incumplimientos ponen de relieve que «la palabra del alcalde cada vez vale menos» y auguró que si finalmente Mañueco se decanta por no propiciar compensaciones urbanísticas para la ciudad, el asunto «lo volverán a tumbar los tribunales». Risco avanzó que si el alcalde no mueve ficha, los tres grupos políticos de la oposición –PSOE, Ciudadanos y Ganemos– volverán a reunirse para afrontar este problema, en cuya solución hay coincidencia de posturas entre los tres. Risco insistió en que la medida que avalan compagina la conservación de El Corte Inglés y los puestos de trabajo existentes con la restauración de la legalidad.

Por su parte, el portavoz municipal del PSOE, José Luis Mateos, confirmó que no había recibido todavía ninguna comunicación oficial del alcalde sobre una posible reunión para abordar este complejo litigio urbanístico.