El Norte de Castilla

Rafael González muestra su ‘Banderilla ibérica’, que pretende promocionar los productos de la zona.
Rafael González muestra su ‘Banderilla ibérica’, que pretende promocionar los productos de la zona. / M. J. GUTIÉRREZ

Bodega La Regadera ofrece los sabores de Candelario con su ‘Banderilla ibérica’

  • Participa un año más en la Feria del Pincho y lo hace con el mismo objetivo de siempre: dar a conocer los productos de la localidad

Rafael González Sánchez, de la Bodega La Regadera de Candelario, participa un año más en la Feria del Pincho que organiza el Centro de Iniciativas Turísticas (CIT) de la villa corita, un certamen que cumple su quinta edición y que celebró la primera parte el pasado fin de semana y volverá a desarrollarse el que viene.

Para Rafael González esta feria es muy importante para dar a conocer Candelario y también los productos que en la villa se elaboran, de ahí que un año más vuelva a apostar por los productos locales y lo haga con un pincho que ha denominado ‘Banderilla ibérica’ por estar confeccionado con productos ibéricos, como son el torrezno –un producto habitual en su carta de pinchos de fin de semana–, la morcilla, el chorizo y el salchichón, a los que en esta edición de la feria ha incorporado un trozo de queso de cabra, todo ello sobre una rebanada de pan.

«Lo que buscamos con la feria, al menos los que participamos en ella, es que cada año venga más gente a Candelario, que más personas conozcan la localidad, pero también los productos que aquí hacemos», recalca Rafael González Sánchez, quien señala que su bar tiene más de 20 años y siempre ha ofrecido productos ibéricos, algo que es muy demandado entre sus clientes y quienes visitan el municipio.

Por ello, este año vuelve a apostar por este pincho, que ya ofreció en otra edición de la feria, pero en aquella ocasión fue sin el trozo de queso, que es lo que corona ahora la banderilla.

Respecto al horario en el que Bodega La Regadera ofrecerá este pincho durante el próximo fin de semana, éste será cuando los clientes lo demanden, no tiene inconveniente en ponerlo a cualquier hora del día, ya que su único objetivo es que la gente que acuda a su bar «se vaya contenta», señala, y a poder ser que repita su visita y que acuda en una nueva ocasión.

Por otro lado, Rafael González explica que le gustaría que el próximo año fueran más establecimientos los que participaran en la Feria del Pincho de Candelario, ya que en esta edición son únicamente seis cuando al principio de esta iniciativa llegaron a ser el doble los bares que apostaron por ella.