El Norte de Castilla

La oposición ve «escandaloso» que Mañueco construya el parque de Garrido por decreto

Vista panorámica de las obras que se ejecutan en el parque de Garrido con motivo de la construcción del aparcamiento subterráneo.
Vista panorámica de las obras que se ejecutan en el parque de Garrido con motivo de la construcción del aparcamiento subterráneo. / MANUEL LAYA
  • Santher desmiente al alcalde y recalca que presentó hace un mes sus alegaciones para ejecutar las obras sin coste alguno para las arcas del Consistorio

No es habitual que los proyectos de remodelación de las calles y las plazas se lleven a cabo y se ejecuten obedeciendo a los decretos de los alcaldes de las ciudades –una posibilidad que sí se contempla en la normativa vigente– pero, en el caso del renombrado proyecto de construcción del parque de Garrido, esta modalidad es por la que previsiblemente se va a decantar el grupo municipal de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Salamanca.

Los partidos de la oposición municipal expresaron ayer su malestar por las evidentes intenciones del regidor de la ciudad, Alfonso Fernández Mañueco, de acometer este proyecto mediante un decreto de alcaldía, desoyendo la voluntad expresada justo hace una semana por los miembros de la Comisión de Contratación. En aquella reunión, el PP se quedó solo en su empeño por hacer caso omiso de la petición tramitada por Santher, la empresa que se encarga de las obras de construcción del aparcamiento subterráneo de la plaza de Garrido, en cuya superficie se levantará precisamente el nuevo espacio público. Santher trasladó entonces su intención de completar el proyecto ejecutando también los trabajos de edificación del parque, sin que supusiera ningún coste para las arcas municipales.

«Nos parece un escándalo –subrayó ayer el concejal de Ganemos, Gabriel Risco– lo que está sucediendo con el parque de Garrido y no entendemos el empeño y el interés que tiene el Partido Popular con licitar el proyecto y gastarse más de 500.000 euros, cuando hay una empresa que está dispuesto a hacerlo sin que suponga coste alguno para el Ayuntamiento».

Risco rememoró que Santher tramitó sus alegaciones al Consistorio, una vez que fue informada por el Ayuntamiento de que la entidad municipal tenía previsto introducir mejoras y modificaciones en el proyecto inicial de edificación del parque, que inicialmente iba a ser construido por dicha empresa. Estas alegaciones fueron abordadas en la sesión de trabajo que celebró la Comisión de Contratación el pasado martes. El PP se negó expresamente en aquella sesión a que se remitiera a Shanter un requerimiento para que explicara si, de verdad, estaba dispuesto a ejecutar el proyecto del parque sin coste alguno para el Ayuntamiento. La modificación planteada, que obliga según el Partido Popular a licitar las obras del futuro parque, recoge globalmente las peticiones y reivindicaciones planteadas por los vecinos del barrio de Garrido.

La Comisión de Contratación del pasado martes desembocó, en el momento de la decisiva votación sobre este espinoso asunto, en un empate técnico. Votaron a favor de sacar a licitación el desglosado del parque de Garrido, tumbando las alegaciones elevadas por la empresa constructora del ‘parking’, los ediles del Partido Popular. Votaron en contra, con idéntico número de sufragios en comparación con el PP, los concejales del PSOE y de Ganemos, mientras que el grupo municipal de Ciudadanos se decantó por la fórmula de la abstención. Es decir, la propuesta del PP no logró cosechar el beneplácito de la Comisión de Contratación.

Sin embargo, la decisión de este órgano municipal se reduce a a un dictamen no preceptivo. De esta forma, el alcalde tiene las manos libres para licitar el proyecto por su cuenta y sacarlo a concurso público, delegando esta facultad en manos del primer teniente de alcalde y concejal de Gestión y Planeamiento Urbanístico, Carlos García Carbayo.

Tanto el PSOE como Ganemos dan por hecho que el PP publicará próximamente el correspondiente decreto y su delegación en el primer teniente de alcalde para dar luz verde al pliego de condiciones para la licitación y la posterior adjudicación de los trabajos. El portavoz municipal socialista, José Luis Mateos, reconoció que esta posibilidad se recoge en la ley, pero matizó que «nos parece poco democrático que se vaya a hacer teniendo en cuenta que no fue aprobado por la Comisión de Contratación». Por su parte, Risco augura que el decreto de alcaldía verá la luz y avanzó que su grupo estudiará el asunto con vistas a la adopción de posibles medidas.

Por si fuera poco, el pasado viernes, y durante el turno de ruegos y preguntas en la sesión que celebró el pleno del Ayuntamiento, el alcalde respondió en términos irónicos a una formulación del concejal de Ganemos, Gabriel Risco, en torno a la decisión del grupo de gobierno de licitar las obras del parque de Garrido para contratar una nueva empresa al margen de Santher. En su ácida réplica, el alcalde espetó a Risco que «no conozco a ninguna empresa que trabaje gratis y si usted conoce a alguna, preséntemela». Risco le rebatió argumentado que no tenía relaciones con empresas y que en el Ayuntamiento «se trabaja con documentos, como las alegaciones que ha presentado la empresa Shanter, y por lo tanto debería hacérsele un requerimiento».

Por su parte, Shanter reiteró ayer, antes las insinuaciones del regidor municipal del pasado viernes que ponían en tela de juicio que, realmente, esta empresa había tramitado alegaciones para pedir al Consistorio ejecutar los trabajos del parque de Garrido sin desembolso alguno para las arcas municipales, que dichas alegaciones fueron remitidas hace un mes. De hecho, Gabriel Risco también confirmó ayer que el documento de alegaciones había sido presentado por Santher y que, concretamente, en la alegación número tres se planteaba expresamente acometer la construcción del parque en superficie, sin que eso supusiera más costes o desembolsos adicionales para el erario público.