El Norte de Castilla

María de Elena, representante de Bisexualidad de Iguales en la plaza de la Libertad.
María de Elena, representante de Bisexualidad de Iguales en la plaza de la Libertad. / JORGE HOLGUERA

«Debemos acabar con los mitos y la imagen negativa de la bisexualidad»

  • María de Elena: Representante de Bisexualidad del colectivo Iguales

  • La Federación Estatal LGTB dedica este año a romper con el rechazo a este opción y a dar a conocer lo que es realmente

La bisexualidad es «la capacidad de sentir atracción romántica, afectiva y/o sexual por personas de más de un género/sexo no necesariamente al mismo tiempo, no necesariamente de la misma manera y no necesariamente en el mismo grado ni con la misma intensidad», según la definición dada por Robyn Ochs y recogida por la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (LGTB), en el dosier elaborado para aclarar el por qué este colectivo declara el 2016 como el Año de la Visibilidad Bisexual en la Diversidad.

Para conocer esta eventualidad y contextualizarla en la sociedad charra se hace merecido recurrir a las fuentes locales. En este caso a María de Elena, que es la representante de Bisexualidad en el colectivo Iguales de Salamanca. Además cabe destacar que esta joven extremeña es psicóloga y a su vez, sexóloga. Unas formaciones muy apropiadas para abordar esta temática, pues dentro de los desempeños que contempla su formación se encuentran la educación sexual, el asesoramiento y la terapia de pareja y de forma individual, entre otros aspectos. Incluyendo temas como la orientación y la identidad sexual. Para hablar de cuestiones como la bisexualidad, es vital tener claro, por un lado, que la orientación sexual se refiere a «hacia quién te sientes atraída como persona», y por el otro lado, que la identidad sexual, «es lo que tú te sientes», explica María de Elena. Además es importante saber que «en realidad eres lo que sientes, aunque puede ser que el cuerpo no corresponda con la identidad», anota esta experta en la materia. Este sería el caso de personas transexuales, que a su vez pueden ser bisexuales, pues una cosa es la orientación y otra es la identidad.

Pues bien, el colectivo salmantino pro derechos LGTB, Iguales, está trabajando en este Año de la Bisexualidad en la Diversidad, que tiene por misión, entre otras cuestiones, «acabar con los mitos, la imagen negativa y dar a conocer lo que realmente es la bisexualidad», anota María de Elena. Todo ello teniendo como base que «la bisexualidad está poco visibilizada en la sociedad actual», puntualiza. Esta joven sexóloga estima que en Salamanca el panorama es parecido al que se vive en España, eso sí, teniendo en cuenta que «al ser una ciudad universitaria, puede que sea más abierta».

Y es que la Federación ya dejaba claro en el informe elaborado que «en España la invisibilidad es muy grande, debido en buena medida a la ausencia de campañas sobre la realidad bisexual y su toma de conciencia por parte del conjunto de la sociedad», de ahí la declaración de este año. Por ello desde Iguales Salamanca se pusieron manos a la obra y, por ejemplo, aprovechando el Día Internacional de la Bisexualidad, hicieron una campaña informativa y de concienciación, con una mesa en la plaza del Liceo, donde ofrecieron altramuces, chochos y plátanos de gominola, «para llamar la atención de la gente de forma simpática». Algo que «tuvo un resultado muy positivo», pues «se acercaron incluso personas mayores y familias con niños pequeños», algo que valoraron de forma muy positiva.

El objetivo de todas las acciones es que «las personas bisexuales sean vista de una forma normalizada», es decir, «que sean vistas igual que las personas que únicamente se sienten atraídas por un sólo sexo o género».

Información

En este sentido, la herramienta fundamental para conseguir que la bisexualidad sea vista con buenos ojos, es «la información», pues bajo su punto de vista, «la información y el conocimiento dan lugar a la aceptación de la diversidad». En opinión de María de Elena hace falta visibilidad y referentes, como Freddie Mercury, pues la bisexualidad es aún poco vista incluso en famosos.

Varias son las barreras a las que se enfrentan las personas bisexuales, empezando por el rechazo. Por comenzar con algún ejemplo del maltrato social hacia personas que no son heterosexuales, sirvan destacar los casos de bulling en colegios, que suelen darse por «tener orientación o identidad diferentes», pues la «diversidad en general suele ser motivo de bulling», recuerda María de Elena. Otra de las cuestiones que preocupa a la representante de Bisexualidad en Iguales es la de las agresiones. Recuerda que este año se produjeron varias por orientación e identidad -en toda España, sobre todo en Madrid- a parejas de chicos y transexuales, «por eso es importante tener leyes contra los delitos de odio», reflexiona. Otra de las problemáticas es la bifobia, presente en toda la sociedad, e incluso «dentro del propio colectivo LGTB, hay bifobia», indica María de Elena.

En cuanto a los mitos de la bisexualidad y la imagen negativa de estas personas y en relación a la pregunta planteada, sobre sí las personas bisexuales son más infieles, la respuesta de María de Elena es clara: «las personas bisexuales no tienen por qué ser, ni más, ni menos infieles que personas heterosexuales u homosexuales, la fidelidad depende de cada persona y de otras cuestiones como la personalidad y la forma de actuar, no de la orientación».

La asociación de Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales Iguales tiene actividad con inicio en septiembre, que incluye acciones formativas, campañas de prevención de VIH, con la realización de la prueba rápida y la difusión de métodos preventivos de enfermedades de transmisión sexual. También realizan charlas en colegios e institutos acerca de diversidad afectiva, hacen cineforum, debates y jornadas formativas sobre temática LGTB. Suelen abordar temas políticos sobre leyes de igualdad y de odio. Además celebran el día del orgullo LGTB. Últimamente lo vienen organizando una semana antes que en Madrid, que cada año es el primer fin de semana del mes de julio.

En cuanto a las personas que pueden acudir a recibir asesoramiento, así como colaborar con la labor de Iguales, De Elena aclara que las puertas están abiertas a «cualquier tipo de persona». Como ejemplo pone que en Iguales también colaboran personas heterosexuales.

Como conclusión, aludir a una ultima consideración de María de Elena acerca del proceso que conlleva la definición de la orientación sexual, en el caso de los bisexuales, «darte cuenta que eres diferentes, reflexionar acerca de ello e integrarlo en tu propia persona».