El Norte de Castilla

Asprodes proyecta una nueva residencia para Ciudad Rodrigo

Autoridades y usuarios de Asprodes en la presentación de la marcha.
Autoridades y usuarios de Asprodes en la presentación de la marcha. / S.G.
  • Todo está sujeto a la obtención del crédito bancario y se sumaría a la ya existente que variaría su actual planteamiento

Si hace algún tiempo los responsables de Asprodes en la provincia de Salamanca hablaban de la remodelación de la actual residencia con la que cuentan en la calle Arapiles de Ciudad Rodrigo; ahora el proyecto da un giro y la idea es construir una nueva instalación en la misma localidad.

Juan Antonio Recio, gerente de Asprodes, explicó ante los medios de comunicación, tras el encuentro mantenido con los representantes del Consistorio mirobrigense, que «se va a generar otro espacio nuevo», entre otras cuestiones debido a que «si se hacía la rehabilitación de la actual residencia iba a bajar el número de plazas debido a que por metros, no cumpliría con la legislación», y es que, la normativa ha ido variando a lo largo de los años.

El proyecto que barajan sería una nueva construcción en el casco urbano de Ciudad Rodrigo, en un lugar aún por concretar; contaría con entre 16 y 20 plazas y el periodo estimado de edificación sería de entre un año y un año y medio.

«Cuando todo esté finalizado, las personas de la residencia se trasladarán a ese espacio y la residencia se convertirá en un lugar para personas con más autonomía, personas que necesiten una tutela», aclaró.

A todo esto habrá que sumar una tercera reforma y es que la cocina que se ubica en la residencia de la calle Arapiles será trasladada a las dependencias con las que la organización cuenta en Sanjuanejo.

«Esos tres movimiento supondrán dos años», concretó el gerente, «pero todo está a expensas de la financiación que es bancaria, estamos esperando a que se nos autorice». El presupuesto de la obra rondará los dos millones de euros que Asprodes financiará a 25 años y, según se puso de manifiesto, estarían en condiciones de comenzar en cuento se autorice el crédito.

En palabras del propio Recio, «es el proyecto más importante de los últimos años para Asprodes» y «esas obras tienen prioridad total».

Sobre el punto exacto de la ubicación del nuevo edificio, se dijo que «hay varias alternativas». Lo que está claro es que será en el casco urbano de Miróbriga y que inicialmente, se pensó en una sola planta pero teniendo en cuenta los solares que barajan, «tendremos que irnos a dos o tres plantas», indicó Recio.

El alcalde de Ciudad Rodrigo, Juan Tomás Muñoz, agradeció «el esfuerzo que Asprodes hace en nuestro municipio» y en este sentido, el presidente provincial de la entidad, José Gómez, valoró que «tenemos buena implantación, no estamos centralizados». Buena prueba de ello es que no solo se asientan en la capital sino que desarrollan proyectos muy importantes en lugares como Ciudad Rodrigo o Vitigudino.

Desde Asprodes, en estos momentos apoyan a 72 personas aunque se resaltó que indirectamente son más ya que desarrollan actividades de ocio que afectan a más usuarios.

Para José Gómez también es «importante» el número de trabajadores que se generan con todas estas iniciativas y que, apreció, son un número «significativo».

Los responsables de Asprodes echaban la vista atrás y en el transcurso de la comisión mixta que celebraron con los representantes del Ayuntamiento de Ciudad Rodrigo y en la que se podría decir que la entidad rinde cuentas, se recordó que allá por el año 1985, cuando comenzaron, el número de usuarios de las instalaciones no llegaba ni a 10.

De igual modo, Asprodes tiene bastante diversificadas sus actividades y entre los ejemplos se puso a las unidades de mayores.

Por otra parte, Asprodes supone un espacio importante para la inserción laboral y alrededor de 55 profesionales, algunos de ellos discapacitados, desarrollan un trabajo en alguna de las instalaciones de Ciudad Rodrigo: bien en la parcela, en la residencia o como tutores de los pisos. Precisamente en Miróbriga, se han decantado por la recuperación de árboles y por el cultivo de diversas plantas y es donde algunas personas han encontrado su futuro profesional. En lo que al número de usuarios se refiere, la cifra se eleva hasta 72, de los que unos 48 viven en la residencia de la calle Arapiles o en los pisos tutelados por la entidad y que están repartidos por diversas zonas de la localidad.

Uno de los objetivos primordiales de Asprodes es la mejora continua de la atención a las personas con discapacidad. Con el nuevo centro, que se espera sea una realidad en un plazo de dos años, se sigue avanzando en ese sentido.