El Norte de Castilla

‘Un beso en la frente’ para concienciar contra la violencia de género

Eduardo Azofra, Cristina Pita, Esther Del Brío y Pilar Vega.
Eduardo Azofra, Cristina Pita, Esther Del Brío y Pilar Vega. / Laya
  • El Espacio Científico de la Usal acoge una exposición, basada en una novela del mismo nombre, que quiere llamar la atención de los más jóvenes sobre la violencia de género

La novela gráfica ‘Un beso en la frente’, escrita por Esther del Brío y dibujada por Pilar Vega, ha multiplicado su tamaño al pasar de ser un libro a llenar paredes enteras de la sala de exposiciones del Espacio Científico de la Universidad de Salamanca. La vicerrectora de Atención al Estudiante y Extensión Universitaria, Cristina Pita, inauguró ayer la exposición del mismo nombre, organizada por el Servicio de Actividades Culturales de la Usal, que se podrá visitar hasta el próximo 29 de enero.

Esta muestra forma parte de un programa elaborado por el Ayuntamiento y Universidad de Salamanca para luchar contra la violencia de género. En este programa colaboran, además, el Servicio de Asuntos Sociales de la Universidad de Salamanca, el Centro de Estudios de la Mujer y Ediciones de la Universidad de Salamanca.

La exposición ‘Un beso en la frente’ se nutre de los contenidos del libro de mismo título de la escritora Esther del Brío y la ilustradora Pilar Vega, publicado por Ediciones Universidad de Salamanca, planteado como una obra gráfica de concienciación a través de la dramática historia de su protagonista. A la inauguración de la muestra, además de la vicerrectora, asistieron las autoras del libro y el director de Ediciones Universidad de Salamanca, Eduardo Azofra.

Esta muestra se complementa con una serie de talleres organizados por la Concejalía de Familia e Igualdad de Oportunidades del Ayuntamiento de Salamanca, dirigidos a la concienciación y al cambio de actitudes frente a la violencia de género.

La muestra se podrá visitar desde el 7 de octubre al 29 de enero de 2017 en el Espacio de Cultura Científica de la Hospedería de Fonseca. El horario será de martes a sábado, de 12 a 14 horas y de 18 a 21 horas, y domingos y festivos, de 10 a 14 horas. Los lunes y durante las vacaciones navideñas permanecerá cerrada.

El programa elaborado por Universidad de Salamanca y Ayuntamiento de Salamanca para erradicar la violencia de género se desarrollará a través de dos proyectos complementarios desde hoy y hasta el 29 de enero de 2017. Por un lado, la exposición 'Un beso en la frente' mostrará las duras vivencias que soportan las víctimas de violencia de género.

Por otro lado, se desarrollarán talleres de prevención dirigidos a la población en general y a grupos específicos, como escolares y asociaciones de diferentes colectivos (personas mayores, mujeres o autoayuda). Estos talleres serán impartidos por profesionales del Ayuntamiento de Salamanca, que se adaptarán a la edad y las características de los grupos. Serán sesiones prácticas y activas para fomentar la igualdad de oportunidades y prevenir la violencia de género.

Objetivos

Cuatro son los objetivos específicos de este programa. En primer lugar, informar a la población general y hacer visible la violencia de género; segundo, propiciar un cambio de actitudes sobre esta lacra social; en tercero, hacer partícipe a la sociedad salmantina e implicarla en el rechazo de estas agresiones; y cuarto, promover la igualdad de oportunidades y la educación en igualdad como mecanismos prioritarios en la prevención del maltrato.

La exposición ‘Un beso en la frente’ es una puesta en escena del libro con el mismo título, un relato gráfico en el que se muestran las duras vivencias que soportan las víctimas de violencia de género.

Publicado por Ediciones Universidad de Salamanca, este libro, de la autora Esther del Brío y la ilustradora Pilar Vega, está planteado como una obra gráfica de concienciación contra la violencia de género. Los sentimientos de esta obra están conceptualizados y representados simbólicamente, en donde el espectador completa la doble lectura de la obra textual y visualmente. La narración se enriquece con una maquetación muy estudiada, donde el juego de páginas negras y páginas blancas ayuda a comprender el texto y las situaciones de sueño o de realidad por las que va pasando Ana, la protagonista.