El Norte de Castilla

Lola Becerro, posa en el local de la Casa de las Asociaciones.
Lola Becerro, posa en el local de la Casa de las Asociaciones. / J.H.

Apucyl lamenta la falta de más aparcamientos para discapacitados

  • Piden al Ayuntamiento que habilite zonas en el hospital y que permita que estas personas puedan estacionar en las zonas azul y verde

La Asociación de enfermos y trasplantados Pulmonares de Castilla y León (Apucyl) se pone del lado de todas las personas con discapacidad de la ciudad y valora muy negativamente la inexistencia de plazas de aparcamiento para personas con discapacidad en el hospital salmantino. Reclaman al Ayuntamiento que habilite zonas para que quienes poseen la tarjeta no tengan que recurrir a gastos adicionales cada vez que deben acudir a una consulta. Por ejemplo, quienes más dificultades de movilidad tienen han de hacer uso de un taxi para que les acerque a la entrada del hospital. Esta es una dificultad añadida a las travas que de por sí conlleva la enfermedad que tienen. En el caso de los miembros de Apucyl esta falta de lugares donde dejar su coche agrava las complicaciones, teniendo en cuenta que son personas con enfermedades pulmonares y una vez que llegan a cierta gravedad no pueden trabajar y pasan a vivir con una pensión mínima. El gasto añadido que ocasiona buscar otros medios de transporte alternativos supone un esfuerzo excesivo. Este es uno de los retos actuales de Apucyl según su presidenta, Lola Becerro. A esta solicitud hay que sumar otra, también dirigida al Consistorio. Le piden que permita la tarjeta de estacionamiento para que las personas con discapacidad puedan usar las zonas azul y verde, ya que, de momento, estas personas solo pueden usar plazas reservadas.

Apucyl tiene alrededor de un centenar de socios. Comenzó su andadura en 2006. Una de las cuestiones que más preocupa a su presidenta, es que están perdiendo bastantes miembros, debido a que son personas con enfermedades con altos niveles de mortandad. Además, Lola Becerro subraya que «son enfermedades crónicas e invalidantes».

Para este tipo de afecciones pulmonares no existen tratamientos curativos. La única solución suele ser el trasplante pulmonar. Después, la esperanza de vida se estima en un lustro. Hay casos esperanzadorescomo el de una persona que vive después de haber recibido un trasplante hace más de 18 años.

De momento, tanto los pacientes salmantinos, como todos los de Castilla y León, si quieren someterse a esta intervención clínica son derivados a hospitales de Madrid, Santander o Madrid.

Ayudas a paciente y enfermo

Apucyl es una entidad sin ánimo de lucro que cuenta con la colaboración de personas voluntarias y con la profesionalidad de un fisioterapeuta y un trabajador social. Esta asociación ofrece apoyo psicosocial al enfermo y a la familia. Esta ayuda es fundamental para las personas que se topan con esta enfermedad, según explica Lola Becerro, «hay que tener en cuenta que son enfermedades duras y por ejemplo el enfermo tiene que dejar de trabajar, sus familiares también precisan de cuidado pues son quienes van a cuidar de la persona que tiene esta enfermedad y quienes, junto con el paciente, también sufren las consecuencias que trae consigo».

La presidenta de Apucyl explica que en estos momentos la única ayuda que reciben es la del Ayuntamiento, a la que suman la aportación de los socios para poder mantener activa su labor para con las personas que tienen enfermedad pulmonar y para con sus familiares.

La ayuda que prestan desde la asociación Apucyl hace más llevaderas unas enfermedades con las que «cada vez estás más limitado», relata la presidenta, aunque los equipos de oxigeno cada vez están más preparados para ofrecer autonomía al paciente.

La presidenta de Apucyl, explica que cuando una persona es diagnosticada de una enfermedad pulmonar suele ser porque está grave, y que los síntomas que caracterizan a este tipo de patologías son «la fatiga y el cansancio», algo que repercute en el desenvolvimiento de la vida normal.

Para evitar estas enfermedades, aunque no se sabe exactamente que las provoca, se recomienda evitar «ser fumador activo o pasivo, la polución, protegerse en lugares donde se trabaja con gases, productos químicos u otra serie de partículas nocivas. En cuanto al perfil de personas con enfermedades pulmonares, suelen ser hombres mayores de 40 años, aunque también hay personas más jóvenes y mujeres.