El Norte de Castilla

La seguridad se consolida al disminuir la delincuencia un 7% durante este año

Un momento de la entrega de condecoraciones a oficiales y agentes del Cuerpo Nacional de Policía durante la celebración institucional de los Ángeles Custodios.
Un momento de la entrega de condecoraciones a oficiales y agentes del Cuerpo Nacional de Policía durante la celebración institucional de los Ángeles Custodios. / MANUEL LAYA
  • La Policía Nacional festeja los Ángeles Custodios y hace balance de su actividad durante el último ejercicio, marcado por el aumento de los robos en vehículos y el descenso de las denuncias por violencia de género

Las últimas cifras estadísticas que maneja el Cuerpo Nacional de Policía arrojan dígitos especialmente positivos y halagüeños para los salmantinos en materia de seguridad ciudadana. Así quedó patente ayer durante la celebración de la festividad institucional de los Ángeles Custodios, patrón de la Policía Nacional, acto que congregó a numeroso público en las dependencias policiales de la calle Jardines, entre representantes de las instituciones, agentes y familiares de estos últimos. Según los datos facilitados en este sentido por el comisario jefe del Cuerpo Nacional de Policía, Francisco Martín Ancín, en lo que va de año los índices de delincuencia cayeron entre un 6% y un 7% en Salamanca, una disminución que consolida y ratifica a Salamanca como una ciudad especialmente segura en el contexto nacional en seguridad ciudadana.

La frenética e intensa actividad del Cuerpo Nacional de Policía durante los últimos 12 meses se ha traducido, en el plano meramente administrativo, en la expedición de 29.589 documentos nacionales de identidad, a los que hay que agregar 1.134 documentados tramitados en el resto de la provincia, dado que el Cuerpo Nacional de Policía dispone, además de las oficinas de la calle Jardines en la capital, con instalaciones en Fuentes de Oñoro y Béjar. Los efectivos policiales han gestionado la tramitación de 9.074 pasaportes durante el último año, además de 4.000 tarjetas de residencia y para estudiantes extranjeros.

El abanico de servicios del Cuerpo Nacional de Policía a la ciudadanía se jalonó durante el último ejercicio con 1.200 inspecciones en diferentes galerías de arte, oficinas expendedoras para la venta de lotería, farmacias y joyerías. Además, se contabilizaron 948 inspecciones tanto en salones recreativos y de juego como en casinos.

En la vertiente de especial proyección en la sociedad, el Cuerpo Nacional de Policía llevó a cabo 175 reuniones y charlas informativas y divulgativas con diferentes colectivos de la ciudad. Sobresalen en este sentido las acciones formativas y preventivas desarrolladas en un amplio elenco de centros educativos, a las que asistieron responsables de los centros educativos, profesores, asociaciones de padres y alumnos.

El comisario jefe, Francisco Martín Ancín, lanzó un llamamiento a todos los asistentes en una doble dirección. Por un lado, pidió a toda la ciudadanía a que sea «más diligente y vigilante» a la hora de prevenir posibles robos y sustracciones y, por otro lado, instó a los salmantinos a que «no duden en llamarnos» cuando sean testigos de posibles actos delictivos o cuando sean víctimas de los mismos.

El balance del último año en seguridad ciudadana evidencian que los hurtos son las denuncias más habituales, detectándose una llamativa caída del volumen de denuncias por presuntos casos de violencia de género y malos tratos. En cambio, se computa un sustancial incremento de las denuncias formalizadas por robos y sustracciones en el interior de vehículos.

La descripción del último ejercicio arroja hechos especialmente relevantes, según enfatizó el comisario jefe Francisco Martín Ancín en otro pasaje de su alocución. Las operaciones más llamativas abarcaron desde las detenciones practicadas para desmontar, a través de la brigada de extranjería, de una trama que se dedicaba a la explotación sexual de mujeres de Rumania, hasta una actuación contra la explotación laboral, que se estaba cebando especialmente con las condiciones de trabajo de temporeros de origen rumano en el campo salmantino.

El comisario jefe rememoró dos trágicos sucesos que conmocionaron a la sociedad salmantina y que obligaron a una rápida intervención de los agentes policiales. Uno fue la detención del presunto asesino de Yolanda Jiménez, crimen cometido en febrero en el piso donde convivían ella y su pareja sentimental en el paseo de la Estación. El otro fue la detención del presunto responsable del parricidio de Chamberí, cuando un hijo mató a su padre.

Los policías nacionales salmantinos también jugaron un papel relevante durante el último año en la lucha contra la pornografía infantil. Fruto de ello fue la detención de una persona, imputada por pornografía infantil, requisándose en dicha actuación diferentes soportes informáticos de contenido pedófilo. Las actuaciones de vigilancia y seguridad de los agentes del Cuerpo Nacional de Policía durante la celebración de la Nochevieja Universitaria, que congregó en diciembre de 2015 a 45.000 personas en la Plaza Mayor, así como durante las Ferias y Fiestas, fueron elogiadas especialmente por el comisario jefe.

Además de Francisco Martín Ancín, la celebración institucional de los Ángeles Custodios contó con la disertación de la subdelegada del Gobierno en funciones, Miriam Vicente. En discurso, rememoró los 192 años de historia que cumple el Cuerpo Nacional de Policía y se mostró satisfecha por el hecho de que esta entidad policial hubiera sido candidata al Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en su última convocatoria, un preciado galardón que finalmente recayó en la organización no gubernamental Aldeas Infantiles SOS.

Mirian Vicente aprovechó su discurso para tributar un emotivo mensaje de recuerdo a todos los agentes que perdieron la vida en el último año en el ejercicio de su profesión.