El Norte de Castilla

Los jóvenes del barrio disfrutaron especialmente de la fiesta organizada en la plaza de Barcelona.
Los jóvenes del barrio disfrutaron especialmente de la fiesta organizada en la plaza de Barcelona. / MANUEL LAYA

Más de 40 voluntarios colaboran ya con la asociación Garrido Contigo

  • La nueva entidad vecinal espera tener pronto un local desde el que iniciar sus talleres, clases y la escuelita de apoyo para niños

«Queremos ser una herramienta para el barrio y ofrecer servicios que se necesitan, no tan sólo ocio». Así definen desde su directiva a Garrido Contigo, la asociación multicultural de vecinos que ayer tuvo su puesta de largo con una gran fiesta que se desarrolló a lo largo de todo el día en la plaza de Barcelona.Fue la triste situación de este lugar y sus alrededores, a escasos metros del centro comercial Vialia, la que motivó que hace unos meses unos cuantos vecinos y empresarios del barrio comenzaran a movilizarse, primero reclamando atención por parte del Ayuntamiento y después, creando una asociación que sirva de impulso y revulsivo para la zona.

Y ayer la plaza de Barcelona se llenó de animación gracias a las actividades programadas, en las que participaron diversos colectivos como el grupo joven de la parroquia de Fátima o Piñata Charra. También Kamarú Teatro ofreció uno de sus pasacalles y hubo bailes y música para todos, con la presentación de José Antonio Ramos, de Onda Cero Salamanca. Asimismo, durante toda la jornada se vendieron papeletas para la gran tómbola en la que se sortearon productos donados por empresas que quisieron así colaborar con Garrido Contigo.

«No contamos con subvenciones ni tampoco es nuestro objetivo, si nos las dan, perfecto, pero no hemos nacido para eso, que quede claro». La directiva de la asociación lo tiene claro. Por ahora llevan unos 70 socios, cifra que no está nada mal para haber nacido realmente hace apenas unos días. «Somos conscientes de que hay mucha gente que está esperando a que nos establezcamos en un local y comencemos con las actividades para apuntarse». Lo del local está en proceso, añaden, porque el Ayuntamiento los ha comunicado que no tiene locales disponibles en el barrio, así que Garrido Contigo ha tenido que decantarse por el alquiler. Y ahora mismo están en negociaciones con algunos propietarios para ver dónde finalmente se asientan.

Salud mental

Sí que tienen más claro y pensado qué actividades van a ofrecer en cuanto cuenten con un local para ello. Por ejemplo, se va a crear una ‘escuelita’ vecinal en la que dar clases de apoyo escolar y educación en valores todas las tardes a los niños del barrio.

También van a tener una asesoría de violencia de género y otra en salud mental, con psicólogos, que suplan las carencias que existen en un barrio con 27.000 habitantes y sólo una consulta pública de psicología, en el centro de salud de Garrido Norte. Además se han previsto actividades más tradicionales, como bailes para grandes y pequeños o encaje de bolillos, pero también otras más acordes a las necesidades de la gente joven como el diseño y creación de páginas web. Y, mirando hacia el oeste de la ciudad y a la asociación Zoes, la idea que tienen en Garrido Contigo es realizar un mercadillo trimestral en la plaza de Barcelona, en el que los comerciantes del barrio puedan exponer y vender sus productos.

«Si podemos hacerlo y hay gente que quiere, ¿por qué no?» se preguntan en la directiva. Y pueden porque hay cerca de 40 personas ya que se han ofrecido como voluntarios para sacar adelante estas actividades y luchar por el futuro del barrio de Garrido.