El Norte de Castilla

El CEIP de Villamayor realizará un programa de atención a niños con altas capacidades

Alumnos de 4º curso de Primaria del colegio Piedra de Arte asisten a una clase de Filología Inglesa impartida por la profesora Sonia Castellano.
Alumnos de 4º curso de Primaria del colegio Piedra de Arte asisten a una clase de Filología Inglesa impartida por la profesora Sonia Castellano. / JORGE HOLGUERA
  • El centro Piedra de Arte activará esta propuesta de mejora para cubrir todas las necesidades educativas

  • Este Centro de Educación Infantil y Primaria abordará esta apuesta decidida por el aprendizaje cooperativo

El Centro de Educación Infantil y Primaria, CEIP, Piedra de Arte de la localidad de Villamayor desarrollará un programa de atención a niños con altas capacidades, según dio a conocer a este diario Miguel Ángel González Castrillo, director de dicho centro.

Esta es una de las propuestas de mejora planteadas para este inicio de curso por este centro.

El establecimiento de metas y el repaso de lo logrado durante el pasado curso es una tarea que cada año se realiza en este centro. Y es que, según las estadísticas, «un 3% del alumnado son niños con altas capacidades», destaca el director.

Esta propuesta de mejora se encuadra dentro de la «apuesta decidida por el aprendizaje cooperativo», en la que está embarcado el CEIP Piedra de Arte, según explica Miguel Ángel González. Este tendrá un proceso que seguirá un orden establecido: «primero diagnosticar y después desarrollar el programa de atención con niños de altas capacidades», explica el director.

Esta propuesta se encuadra en «el marco de constituir este centro como comunidad de aprendizaje, creando un contexto en el que toda la comunidad tiene algo que aportar y mucho que aprender, enriqueciéndose unos de otros», subraya el director.

La futura atención a niños con altas capacidades se pondrá en marcha teniendo en cuenta que este colegio cuenta con recursos y la atención necesaria para aquellos niños que tienen alguna dificultad. En palabras del director del centro, «tenemos profesorado de apoyo suficiente y una propuesta educativa que va a parar a todos sin exclusión, de forma especial para aquellos que más lo necesitan, porque creemos que la escuela debe cumplir su función, compensando las desigualdades a todos los efectos».

Lo cierto es que el CEIP de Villamayor tiene todos los alicientes que garantizan el éxito, empezando por «un equipo docente que tiene una clara opción por los tres pilares por los que aboga la Consejería de Educación», anota el director. Una de estas tres columnas es el bilingüismo, al que dan muchísima importancia; otra es «la respuesta educativa individualizada según las necesidades de cada alumnos, dentro de lo que es una enseñanza inclusiva»;y en tercer lugar, el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación, TIC, a través de las que desarrollan «actividades tanto a nivel didáctico como aprendizaje individualizado». Este último pilar del éxito en la adaptación de este centro a los nuevos tiempos, está avalado por la Acreditación en TIC nivel 5, «que es el máximo que se puede tener», subraya Miguel Ángel González Castrillo.

Este colegio cuenta con 17 planes activos, y un total de 29 profesores. Al claustro, su director lo describe como «motivado, con iniciativa, que valora la innovación y la formación, por eso da mucha importancia a los planes de formación». Otra de las virtudes de este centro es que tiene «un claustro bastante estable, la mayor parte del profesorado es definitivo, eso brinda muchas posibilidades a corto, a medio y a largo plazo, de plantear planes a futuro como apuesta por una enseñanza de calidad de todos y para todos», explica el director.

Dentro de lo que tiene que ver con el desempeño por parte del personal docente cabe destacar que otorgan «muchísima importancia a lo que es trabajar en equipo», que en opinión del cabeza de este centro, «es como conseguimos llegar a las metas, porque todos vamos al unísono, apoyándonos unos en otros, para llegar a la meta y dar respuesta a cada uno de nuestros alumnos y alumnas», apunta.

Muestra del éxito de este centro son los resultados de las pruebas realizadas, que el año pasado fueron sobresaliente y notable en el 80%de los casos. Además no se ha registrado ningún resultado negativo ni en la prueba de final de etapa de 6º de Primaria, ni en la de diagnóstico de 3º de Primaria. A pesar de estos buenos resultados, el director considera que estas evaluaciones «no son necesarias», aunque considera que no le corresponde a él valorar si está bien o mal, pues su misión es aplicar lo legislado. Por el lado del alumnado, considera que las pruebas le sirven para ver cómo han de responder. Sin embargo estas habilidades ya las han trabajado en este centro con lo que denominan Competencias Clave y el proyecto que tiene por nombre: Competencias Básicas o COMBAS.

El Piedra de Arte de Villamayor también se plantea mejoras a nivel procedimental y de acondicionamiento del centro, porque, «es imperante que el colegio sea atrayente», en ello juega un papel importante el apoyo del Ayuntamiento de Villamayor que atiende cada necesidad de mejora que se plantea desde el centro según el director.

Dos líneas

El colegio Piedra de Arte es un centro al que acuden alrededor de 430 alumnos, con edades comprendidas entre los 3 y los 12 años, que se forman en todos los cursos de Infantil y Primaria. Cuenta con 18 unidades, es decir, nueve cursos en dos líneas. Para ello dispone de tres edificios, algo que ayuda a «homogeneizar la atención al alumnado; por una parte de educación Infantil, por otra del primer internivel, y en el tercer inmueble, de un segundo internivel». Son las ventajas del centro de una localidad con abundantes niños. Al mismo acuden alumnos de Villamayor, Florida de Liébana, Pino de Tormes, Almenara de Tormes, Valverdón y Mozadiel.

Este centro en su día tuvo hasta 600 alumnos y la apertura del Colegio Ciudad de los Niños, «permitió optimizar espacios, eliminar masificación y dar un respiro educativo acorde a las necesidades actuales», concluye el director.