El Norte de Castilla

Las jóvenes del municipio realizaron una exhibición de bailes tradicionales, entre los que no faltó el ramo, que dedicaron a la Virgen.
Las jóvenes del municipio realizaron una exhibición de bailes tradicionales, entre los que no faltó el ramo, que dedicaron a la Virgen. / M.J. GUTIÉRREZ

Bailes para la Virgen del Rosario en el día grande de su fiesta en El Maíllo

  • Las jóvenes del municipio realizaron una exhibición de danzas tradicionales durante el ofertorio en la Plaza Mayor

Como cada primer domingo del mes de octubre, los vecinos de El Maíllo vivieron ayer el día grande de sus celebraciones patronales en honor de Nuestra Señora del Rosario; unas celebraciones en el que los actos religiosos llenaron la actividad durante la primera parte de la jornada.

Así, a las doce y media daba comienzo la celebración eucarística, concelebrada en esta ocasión por dos sacerdotes y en la que ocuparon un lugar destacado los miembros de la Corporación municipal, vistiendo capa charra, que estuvieron acompañados por el diputado y alcalde de La Fuente de San Esteban, Manuel Rufino García; mientras que la tribuna estaba ocupada por el grupo de danzas y el coro, junto al tamborilero Fran, en una iglesia abarrotada de fieles.

Finalizada la eucaristía, y con el repique de campanas de fondo, daba inicio la procesión amenizada por los tamborileros hasta la Plaza Mayor, convertida estos días en coso taurino, donde tuvo lugar el ofertorio. Primero los vecinos y visitantes fueron entregando sus donativos a la imagen y después fueron las jóvenes del pueblo las que dedicaron sus bailes a la patrona, la Virgen del Rosario.

Bailes entre los que no faltaron danzas tan tradicionales como el ramo, la cruz y los paleos, que a lo largo de todo el verano no han faltado en los pueblos serranos.

Por la tarde los protagonistas fueron los más pequeños, ya que tuvieron la oportunidad de disfrutar con un parque infantil y pasárselo a lo grande; mientras que los más mayores lo hicieron con el Festival de Tamborileros y Charros, en el que se llevó a cabo un homenaje a Toto y se entregó una placa a Manuela González, que cumplirá muy pronto 100 años.