El Norte de Castilla

La bendición de San Miguel Arcángel llega toda la provincia

Los bailes precedieron a la ofrenda floral a San Miguel Arcángel por parte de los vecinos de San Miguel de Valero.
Los bailes precedieron a la ofrenda floral a San Miguel Arcángel por parte de los vecinos de San Miguel de Valero. / ELENA GÓMEZ
  • San Miguel de Valero, Fuenterroble de Salvatierra, Juzbado y Peñaranda de Bracamonte celebraron a su patrón en su día grande

Muchos pueblos de la provincia de Salamanca están estos días de celebración con sus fiestas patronales en honor a San Miguel Arcángel que ayer, en su día grande, estuvo arropado por los vecinos de un buen número de localidades salmantinas, que buscaban la bendición y protección de su alado patrón.

Es el caso de San Miguel de Valero, donde los vecinos llenaron por completo la iglesia parroquial para acudir a la misa en honor a su patrón a quien, seguidamente, sacaron en andas del templo para proceder a realizarle una ofrenda floral en la carpa instalada junto a la iglesia.

Ahí, los miembros del grupo folclórico local El Arco dedicaron unos bailes a San Miguel y fueron los primeros en dejar sus flores. Seguidamente, los vecinos realizaron una cola doble, recogiendo sendas flores –principalmente claveles– de unos cestos y ofreciéndoselas al patrón.

Seguidamente comenzó la procesión alrededor de la iglesia y, tras algunos bailes, la imagen fue dejada de nuevo en su interior y los vecinos siguieron la fiesta con un convite y, por la tarde, un festival folclórico.

Algo similar se vivió en otra localidad, no muy lejana, que tiene como patrón a San Miguel: Fuenterroble de Salvatierra. Ahí la celebración empezó con la procesión con el patrón que abandonó el gran templo de Santa María la Blanca para repartir su protección por el pueblo.

Seguidamente tuvo lugar una misa a la que, además de los vecinos, acudieron algunos de los peregrinos que están haciendo la Vía de la Plata y se encuentran en estos momentos en el albergue de Fuenterroble, regentado por el párroco del municipio, Blas Rodríguez.

Tras los actos religiosos, el Ayuntamiento invitó a todos los vecinos a un convite que tuvo lugar en el Centro de Interpretación de la Vía de la Plata y que duró hasta la hora de la comida.

En tierras de Ledesma, concretamente en Juzbado, ayer también fue día grande y los vecinos se reunieron a mediodía para acudir a la misa en honor al patrón. Tras la eucaristía, la procesión partió de la iglesia y recorrió el pueblo, cuyos habitantes pudieron disfrutar también de una exhibición de folclore a cargo de la Asociación de Mujeres, quienes deleitaron a todos con una muestra de bailes charros al son del tamboril.

Al igual que en San Miguel de Valero y en Fuenterroble de Salvatierra, el vino de honor puso el broche de oro a la mañana en Juzbado, creando un momento de confraternidad entre todos los asistentes, que pudieron brindar por su patrón.

Por la tarde, los campeonatos de cartas, el partido de pelota a mano –con la tradicional limonada– y el karaoke calentaron los motores para el baile de la noche.

Por su parte, en Peñaranda de Bracamonte la celebración empezó con una misa en la iglesia parroquial tras la cual tuvo lugar la procesión del patrón, en la que participó un grupo de charras y charros que bailaron al paso del santo.

La fiesta concluyó con el tradicional reparto de pastas y con una gran paellada popular de la que disfrutaron unas 800 personas y cuya recaudación (a dos euros por cabeza) irá a parar a Cáritas Diocesana para el desarrollo de su labor.