El Norte de Castilla

Imagen de los refugiados, a su llegada a Madrid.
Imagen de los refugiados, a su llegada a Madrid. / WORD

Cuatro refugiados sirios procedentes de Grecia llegan a Salamanca

  • Disfrutarán de alojamiento, manutención asistencia jurídica y psicológica, centros escolares y sanitarios, aprendizaje del idioma y reinserción laboral

Un grupo de 38 refugiados -33 sirios y 5 iraquíes- procedente de Grecia llegaron ayer a España en cumplimiento del programa de la Unión Europea de reubicación creado para hacer frente a las consecuencias de la guerra en Siria, lo que eleva a 642 el número de refugiados acogidos hasta el momento.

Este nuevo grupo de solicitantes de asilo, compuesto por catorce hombres, nueve mujeres y quince menores, llegaron a mediodía al aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas antes de ser trasladados hasta sus provincias de destino. Así, cuatro vivirán en Salamanca, cinco en Cádiz, cinco en Málaga (todos iraquíes), cuatro en Sevilla, seis en Madrid, cuatro en Valladolid y diez en Murcia.

El departamento que dirige en funciones Jorge Fernández Díaz ha apuntado que con los 38 refugiados llegados este martes a Madrid, España ha recibido un total de 642 solicitantes de asilo, de los que 363 lo ha hecho vía reubicación desde Grecia e Italia y 279 vía reasentamiento desde Turquía y Líbano. En total, debe acoger a cerca de 18.000 personas antes de que acabe 2017, tal y como se comprometió con la Comisión Europea. Además, el pasado viernes 23 de septiembre llegó a España el primer grupo de menores no acompañados de nacionalidad siria. Se trataba de siete chicos y chicas de nacionalidad siria que se encontraban en Grecia sin un adulto que se hiciese cargo de ellos.

El sistema español de acogida e integración de solicitantes de protección internacional ofrece a sus beneficiarios la permanencia en un centro de acogida del Ministerio de Empleo y Seguridad Social o de ONG subvencionadas por el Gobierno.

Este sistema garantiza el alojamiento y la manutención, además de asistencia jurídica, psicológica y social; acompañamiento a centros escolares, sanitarios y sociales públicos; aprendizaje del idioma y habilidades sociales básicas, orientación para la formación profesional y la reinserción laboral, actividades culturales y derecho a ayudas económicas.