El Norte de Castilla

Alberto Vela, segundo por la izquierda, posa junto a otros participantes del certamen celebrado en Casares de las Hurdes.
Alberto Vela, segundo por la izquierda, posa junto a otros participantes del certamen celebrado en Casares de las Hurdes. / WORD

Alberto Vela vuelve a imponerse en el concurso de tamboril de Casares

  • El músico salmantino, único representante de la provincia en el certamen nacional, logró quedar primero entre una veintena de participantes

El tamborilero salmantino Alberto Vela, natural de la localidad de La Maya, ha vuelto a imponerse en el concurso nacional de tamborileros celebrado recientemente en el municipio cacereño de Casares de las Hurdes.

Curiosamente, de la veintena de participantes que se acercaron este año al ya tradicional concurso, solo Vela era salmantino, siendo el resto de la provincia de Cáceres.

Sin embargo eso no le amedrentó y con su musicalidad y su manera de tocar –las dos características que se medían en el certamen, en el que la estética quedó relegada– logró quedar primero, seguido de Antonio Martín y Luis Guerrero, ambos tamborileros del pueblo anfitrión.

Con esta ya son tres las veces que Alberto Vela logra la máxima puntuación en este concurso en el que ya es conocido. «La gente ya me conoce y les gusta lo que toco y como lo toco, lo cual es motivo de alegría», señalaba el tamborilero, en conversaciones con este periódico, asegurando que este tipo de reconocimientos siempre son bien recibidos y, casualmente, suelen darse más fuera de la provincia que dentro de ella. «Nadie es profeta en su tierra, aunque en Salamanca también hay mucha gente a la que le gusta lo que hago», sentenciaba.

Si el año pasado Vela se impuso en Casares de las Hurdes con piezas propias del Campo Charro, en esta ocasión han sido los ritmos de la Sierra de Francia los que conquistaron al jurado del certamen, aunque reconoce que «nunca llevo pensado lo que voy a tocar, hago lo que me apetece en ese momento».

«Toqué una jota serrana y un picao serrano», explica el tamborilero, quien recuerda como el auge que tuvo el tamboril en esta zona de la provincia, «en la que cada pueblo tenía uno o varios tamborileros», ha facilitado que los ritmos propios y característicos de la Sierra se mantengan hasta hoy en día, mientras que con los de otras zonas hay que hacer una importante labor de investigación para recuperarlos.

Actualmente, Alberto Vela es el tamborilero del grupo folclórico El Torreón, de Guijuelo, y de Montaraces y Charros, de Salamanca. Además da clases de baile y percusión tradicional en diferentes municipios de la provincia.