El Norte de Castilla

Ascol inicia el curso con el punto de mira en la celebración de su 25 aniversario

Emilia Vicente, vocal de Ascol; Emilio Papel, vicepresidente; Clara Álvarez, vocal; y Ascensión Hernández, presidenta, posan en el interior de su sede.
Emilia Vicente, vocal de Ascol; Emilio Papel, vicepresidente; Clara Álvarez, vocal; y Ascensión Hernández, presidenta, posan en el interior de su sede. / Laya
  • La Asociación contra la leucemia y enfermedades de la sangre fue la primera de las de ámbito local que más tarde surgieron de forma homóloga

El comienzo de curso también lo es para los movimientos asociativos que siguiendo el rumbo cotidiano de la ciudad de Salamanca, durante el verano desaceleran su actividad y ahora, a las puertas del otoño, cuando los árboles se preparan para su aletargamiento, estas agrupaciones se disponen a reactivar su actividad. Esto sucede con la Asociación contra la leucemia y enfermedades de la sangre, Ascol.

Recientemente, la junta directiva de esta asociación tuvo una reunión en la que, entre otras cuestiones los asistentes aprovecharon para hacer una revisión de los logros conseguidos y lo que queda por hacer hasta que termine el año, ya que el balance final lo hacen al terminar cada año. Por otro lado, hablaron del inminente 25 aniversario que esta asociación celebrará en 2017 y cuyo epicentro será el día 20 de mayo, fecha de esta conmemoración. Dicho día serán las bodas de plata de la que fue «la primera asociación de ámbito local o autonómico dedicada a la lucha contra el cáncer», en palabras de Emilio Papel, portavoz, voluntario y vicepresidente de esta asociación.

En cuanto al balance del año vigente, de aquí a finales de año, queda por realizar un concierto solidario, un teatro solidario y el Día del donante universitario, una jornada dedicada a los más jóvenes y organizada por esta asociación, por Alcer, Pyfano, la Asociación de Transplantados de corazón; APUCYL y la Asociación de Donantes de Sangre, junto con el Servicio de Asistencia Social de la Universidad, y la Gerencia Regional de Trasplantes. Se suele hacer en en todos los Campus de la Universidad de Salamanca, con lo que llegará a Ávila, Zamora y Béjar.

Durante diferentes momentos del año, y en colaboración con las universidades, hacen campañas tanto de donación de médula, como de sensibilización, así como de captación de socios, según anota Emilio Papel.

En cuanto a lo que se refiere al 25 aniversario ya tienen en marcha iniciativas, como la Rapada Solidaria, que consiste en raparse o ponerse un pañuelo y hacer un donativo a Ascol y hacer un vídeo y colgarlo en rookiebox, para que después puedan elaborar un vídeo recopilatorio con todos los recopilados para animar a los pacientes que tengan que raparse. Esta iniciativa cuenta con el apoyo del Servicio de Asuntos Sociales de la Usal.

Otras de las propuestas para conmemorar este cuarto de siglo de vida serán tres concursos; uno de microrrelatos, otro de fotografía y otro de vídeos, cuyos premios probablemente se entreguen durante la celebración del aniversario, el 20 de mayo de 2017.

Uno de los apoyos que ayudan al buen hacer de Ascol es el de las entidades académicas, tanto la Universidad Pontificia, como de la Universidad de Salamanca, con las cuales tiene convenios para contar con voluntarios. Por ello no tienen carencia de personas que dedican su tiempo altruistamente y que así hacen más llevadera la enfermedad que ha sorprendido a personas que ni se lo esperaban. No necesitan voluntarios, pero sí les gustaría que se animaran personas que pudieran mantener su compromiso durante más tiempo, ya que los estudiantes normalmente están disponibles durante el curso y la actividad de Ascol no entiende de vacaciones.

Ascol ofrece cuatro maneras más de recibir ayuda. Quien deseé colaborar en esta causa puede hacerlo mediante una donación en su cuenta ES04 3035 0305 41 3050016847; haciéndose socio con una aportación mínima de 10 euros mensuales;participando como entidad colaboradora con un donativo de 50 euros anuales, o bien con un euro al mesa través de www.teaming.net/ascol.

No hay que olvidar que el objetivo fundamental de esta asociación es «proporcionar a los pacientes hematológicos y sus familias la ayuda necesaria para mejorar su calidad de vida». Este apoyo es fundamental porque cuando se diagnostica una enfermedad de la sangre, «se producen cambios importantes tanto en la vida de la persona enferma como del cuidador principal», considera Emilio Papel.