El Norte de Castilla

Ligera caída en las pernoctaciones en Salamanca durante el mes de agosto

Un grupo de turistas orientales busca la sombra junto a la Casa de las Conchas.
Un grupo de turistas orientales busca la sombra junto a la Casa de las Conchas. / Laya
  • Pierde un 1,16% con respecto al pasado año y se sitúa como la quinta provincia en grado de ocupación en la Comunidad

Los establecimientos hoteleros de Castilla y León rozaron el millón de pernoctaciones en agosto, con un repunte del 5,61 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, hasta las 998.749, según los datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En Salamanca, los datos fueron ligeramente inferiores a los de hace un año con 202.848 pernoctaciones, por las 205.220 registradas en agosto de 2015.

En el conjunto nacional, las pernoctaciones en establecimientos hoteleros crecieron en agosto un 3,8 por ciento, respecto al mismo periodo del año anterior, hasta los 46,4 millones de hospedajes.

El crecimiento del turismo en Castilla y León en agosto vino de la mano tanto del turista nacional, con 41.870 pernoctaciones más que hace un año, hasta las 772.001, un 5,7 por ciento más, como del extranjero, con 11.189 hospedajes más, hasta los 226.745, un 5,1 por ciento más.

Los establecimientos hoteleros de la Comunidad castellanoleonesa, 1.342 con 32.067 habitaciones y 7.306 trabajadores, recibieron en agosto el 4,5 por ciento de las pernoctaciones de los residentes nacionales, lo que situó a la autonomía como la séptima, en un ránking que lideró Andalucía, con el 22,4, seguida de Cataluña, con el 16 por ciento, y la Comunidad Valenciana, con el 7,2.

Castilla y León fue la segunda comunidad de interior con más pernoctaciones de turistas nacionales, tras Madrid, que acaparó el 5 por ciento, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

Baleares fue el destino preferido del turista extranjero, seguido de Cataluña, que sumaron el 34,6 y el 21,4 de las pernoctaciones de ese sector.

A pesar del buen dato de agosto, Castilla y León fue la tercera comunidad con menor grado de ocupación por plazas, con un 52,5, muy lejos de la media del 78 por ciento, o del 92,7 de ocupación de Baleares.

La estancia media se mantuvo en los mismos datos que en agosto del 2015, con 1,6 noches (1,59 el año anterior), frente a los 3,82 noches de media nacional.

En agosto, Castilla y León recibió 623.212 viajeros, un 4,74 por ciento más que en el mismo mes del 2015, de ellos 454.182 residentes en España, un 4,72 por ciento más; y 169.030 extranjeros, un 4,79 por ciento más.

Por provincias, las pernoctaciones crecieron en todas salvo en Salamanca, con una caída del 1,16 por ciento; y en Ávila, con un descenso de casi diez puntos.

No obstante, Salamanca lideró un mes más las pernoctaciones en la Comunidad, con 202.848 (y 1,64 de media), ligeramente por debajo de las 205.220 de hace un año.

El mayor grado de ocupación en agosto de 2016 se produjo en Soria (1,86 días y 56.808 pernoctaciones), seguida de Palencia (1,84 días y 49.057 pernoctaciones), Ávila (1,73 días y 65.329 pernoctaciones), Zamora (1,66 días y 52.735 pernoctaciones), Segovia (1,63 días y 97.611 noches), Valladolid (1,62 días y 121.791 pernoctaciones), León (1,58 días y 171.982 pernoctaciones) y Burgos (1,40 días y 180.584 noches).

Precios hoteleros

Por otro lado, en Castilla y León los precios hoteleros subieron un 3,8 por ciento en agosto respecto al mismo mes del año anterior, frente a un 6,9 por ciento más para la media española. Así, el Índice de Precios Hoteleros (IPH) en Castilla y León se sitúa en un 91,9 mientras que en España este índice es del 112,4 por ciento.

Por su parte, la facturación media de los hoteles por cada habitación ocupada (ADR) en agosto fue de 57,1 euros (100,2 euros en el resto del país), un 2,1 por ciento menos que en agosto de 2015 (5,2 por ciento en España).