El Norte de Castilla

La Diócesis y Cáritas abrirán en 2017 un centro de día para enfermos mentales

Carmen Calzada, el obispo Carlos López, Tomás Durán y el religioso Francisco Berbegal.
Carmen Calzada, el obispo Carlos López, Tomás Durán y el religioso Francisco Berbegal. / Laya
  • Los Padres Paúles sufragarán la obra de parte de su edificio y el resto de colaboradores se harán cargo del presupuesto anual

La Iglesia de Salamanca, junto a varias organizaciones sociales y congregaciones religiosas, lideradas por Cáritas y los Padres Páules, ha decidido dar un paso adelante y suplir una necesidad que se había detectado en la provincia: la atención a las personas que padecen una enfermedad mental, que tienen cierta autonomía, pero que no están siendo tratadas como debieran ya que están en situación de exclusión social. Se trata de enfermos que sin apoyo rotan entre las unidades de psiquiatría y entre los recursos asistenciales o sociales, sin tener nunca posibilidad de salir de esa espiral.

De ahí nace el proyecto ‘Ranquines’, llamado así por la casa natal de San Vicente de Paúl, que se ubicará en los Padres Paúles de la carretera de Santa Marta de Tormes y que ayer fue presentado en rueda de prensa por el obispo de la Diócesis, Carlos López, el vicario de Pastoral, Tomás Durán, la directora de Cáritas Salamanca, Carmen Calzada, y el misionero Paúl, Francisco Berbegal.

Se trata de un ambicioso proyecto que se divide en tres fases. En primer lugar, la creación de un centro de día que ofrezca apoyo psicosocial y servicios complementarios para la cobertura de necesidades básicas vitales. Aquí podrán acudir también personas que no están en situación de exclusión social, de modo que se ofrezca un respiro a las familias o cuidadores. En una segunda fase, se plantea la apertura de pisos de inserción, para potenciar todo lo posible esa inclusión social, sobre todo en los casos de familias con menores a su cargo.

Finalmente, una tercera idea es la creación de una pequeña residencia, temporal, en la que ofrecer entrenamiento en las actividades cotidianas, acompañar en los diferentes procesos temporales y brindar apoyo psico-social a aquellas personas que no tengan autonomía suficiente para gestionar un piso.

No obstante, de momento, lo más inminente es el centro de día en cuyas obras de adecuación de una parte del gran edificio que ocupan los Padres Paúles se invertirán entre 400.000 y 750.000 euros, en función del proyecto que finalmente se decida, según explicó ayer Berbegal, quien añadió que su congregación correrá con el importe de las reformas.

Cinco trabajadores

El equipo estará compuesto por un psicólogo, dos educadores sociales y dos monitores de talleres, además de voluntarios, teniendo en cuenta además que ya cuentan con la colaboración de otros profesionales de la sanidad pública, como el servicio de Psiquiatría del Sacyl.

En el centro de día se podrá tratar a unas 30 personas, en rotación. Se prevé que las obras puedan comenzar antes de final de año y que, de este modo, el centro pueda abrir y comenzar a funcionar en verano del año que viene. La gestión anual de este recurso tendrá un presupuesto estimado de 250.000 euros, del que se harán cargo, a la espera de la respuesta de las instituciones, Cáritas Salamanca y las congregaciones religiosas.

A esto se sumará la iniciativa diocesana de la colecta de este próximo domingo, 25 de septiembre, en todas las eucaristías que tendrán lugar en las parroquias de la Diócesis, como ya sucedió el pasado día 8, festividad de Santa María de la Vega, en la misa solemne de la Catedral. También se ha abierto una cuenta corriente en la que poder depositar donaciones para este fin.

El proyecto está enmarcado en la Asamblea Diocesana y en el Año de la Misericordia y se ofrece a Salamanca como un gran mensaje de servicio diocesano, «donde se manifieste clara y concretamente la gracia del Dios de la Misericordia». Además de la Diócesis, Cáritas y la Congregación de la Misión (Páules) participan las Esclavas del Sagrado Corazón, las hermanas de Nuestra Señora de la Consolación, las Hijas de la Caridad, la parroquia de El Milagro de San José, las religiosas de los Sagrados Corazones y las Hijas de Jesús (Jesuitinas).