El Norte de Castilla

El contrato de las piscinas nunca tuvo seguro a todo riesgo

Virginia Carrera, de Ganemos.
Virginia Carrera, de Ganemos. / Word
  • El Grupo Municipal Ganemos ratifica sus sospechas y demuestra que Eulen no cumplió con las condiciones establecidas en el pliego de contratación de 1999

Ganemos Salamanca desveló ayer lo que ya temía desde hace tiempo: que el famoso seguro a todo riesgo sobre las piscinas que la empresa Eulen debería haber suscrito en el año 1999, esto es, al inicio de su gestión de esas infraestructuras municipales, no existe ni ha existido nunca. Así lo explicaron los concejales Virginia Carrera y Gabriel Risco en una comparecencia ayer en el Ayuntamiento.

Como se recordará, esta documentación ha sido exigida por Ganemos al equipo de Gobierno desde que salieran a la luz los desperfectos y deterioros en las piscinas municipales al finalizar la concesión de Eulen. Al no conseguir su objetivo, el Grupo Municipal Ganemos acudió a la jurisdicción contencioso-administrativa, que les otorgó la razón el pasado mes de junio por una cuestión de «derechos fundamentales» al ser ediles del Consistorio salmantino.

«Ahora sabemos que tal documentación no existe, porque de tres cosas que solicitamos sólo nos han entregado una, la copia del contrato», dijo Carrera. Los dos documentos ausentes son ese seguro a todo riesgo que figuraba como obligación de la concesionaria en el pliego de contratación y el nombramiento de un interventor técnico, medida que tampoco llegó a adoptarse pese a venir también recogida en el mencionado pliego.

«Hablamos de una situación que se ha prologando durante 16 años», recordó Virginia Carrera, que no dudó, junto a su compañero Gabriel Risco, en pedir «responsabilidades políticas tanto al alcalde como al concejal delegado».

«Esto no es el patio particular de nadie, sino que es la casa de todos. Alguien tiene que asumir responsabilidades. ¿Qué dimisión va a poner encima de la mesa el señor alcalde?», preguntó en este sentido Risco, que se comprometió a seguir «sacando a la luz las irregularidades que se han tapado y ocultado en estos 20 años de bipartidismo en el Ayuntamiento de Salamanca».